¡Evitemos repetir!

¡Evitemos repetir!

Aprendizaje esperado: elige un tema y hace una pequeña investigación.

Énfasis: identificar el uso de pronombres como recurso para evitar la repetición.

¿Qué vamos a aprender?

Conocerás los diferentes tipos de pronombres que ayudan a evitar las repeticiones excesivas en cualquier tipo de texto, ya sea oral o escrito. Pero específicamente en los expositivos.

Esto te permitirá redactar mejor un texto, ya sea una tarea escolar, una investigación o una carta. Además, te ayudará a entablar eventos comunicativos formales o informales de manera más fluida. Por ejemplo, en una exposición de clase, en un discurso o hasta en una plática entre amigos.

¿Qué hacemos?

Habrás notado que, al momento de comunicarnos de manera oral o escrita, es posible, si no tenemos cuidado, de incurrir en algunas repeticiones excesivas, como cuando decimos: “su casa de mi mamá”

En ese caso, lo correcto es decir “la casa de mi mamá”, para evitar la repetición. Es importante que aprendas a utilizar estos pronombres de manera adecuada, pues te permitirá redactar más fácilmente cualquier tipo de texto, y estos serán más comprensibles para tus lectores.

Para iniciar, te proponemos una actividad: lee el siguiente texto donde el uso correcto de pronombres permite entenderlo con claridad. Este ejemplo resulta muy claro para ilustrar su utilización, ya que a lo largo del texto se hace referencia a una misma persona, y por lo tanto la utilización de pronombres es necesaria para no repetir acciones o situaciones de este personaje.

¿Cuál crees que es tu origen?

El más anciano del pueblo más antiguo del mundo cuenta con su vieja voz que algunos de sus antepasados dijeron que al principio de los tiempos reinó la oscuridad, el silencio, la nada. Hasta que la vida y, con ella, los hombres y las mujeres vistieron de colores y sonidos la tierra. Cuenta que unos dijeron que su raíz estaba hecha de barro y que la de otros era de maíz; que algunos más se dijeron hechos de la misma carne de sus dioses, y que otros tantos se pensaron creados a imagen y semejanza de un ser divino. Cuenta también que a lo largo de sus largos años ha escuchado repetirse como un eco infinito las preguntas de esos hombres y de esas mujeres: ¿de dónde venimos?, ¿cómo llegamos hasta aquí?

El más anciano del pueblo más antiguo del mundo cuenta con su vieja voz que también ha oído que muchos hombres y muchas mujeres han buscado la respuesta a esas preguntas en lo que ellos mismos llaman explicaciones científicas del origen de la especie humana. Y que en medio de ese mar de voces queriendo hallar la raíz, se escucha una teoría de la evolución de las especies, la cual asegura que los seres vivos evolucionaron con el paso de millones de años, desde que un simple aminoácido logró asociarse con otros hasta que logró adquirir forma, ya de microorganismo, ya de planta, ya de animal, ya de ser racional y humano.

Cuenta también que algunas de esas voces afirman que todos los hombres y todas las mujeres tienen una raíz única, proveniente de África.

El más anciano del pueblo más antiguo del mundo cuenta con su vieja voz que todavía hoy y aquí, sigue escuchando las mismas preguntas, y que en este canto universal tu voz también cuenta: ¿A ti qué te han contado? ¿Cuál crees que es tu origen? ¿De qué está hecha tu raíz?

Qué interesante texto, ¿no? Utiliza la repetición, dice dos veces “el más antiguo del pueblo más antiguo”, pero también usa los pronombres para no realizar repeticiones que no contribuyan a la belleza del texto.

¿Conocías esos diferentes pronombres que se señalaron?, ¿sabes cuál es su uso? Esta sesión está dedicada para que aprendas a usarlos correctamente.

¿Te ha ocurrido que al escribir un texto o incluso cuanto estás en una plática con alguien, repites constantemente las mismas palabras?

Muchas veces cuando escribimos o hablamos tendemos a repetir una y otra vez las mismas palabras, pero para que te quede más claro observa el siguiente ejemplo, tomado de una exposición. A diferencia del texto anterior donde estaban bien utilizados los pronombres, y por ende la lectura y comprensión eran claras, en este otro caso la falta de uso de los pronombres dificulta su comprensión.

Sobre mi tema de los niños… de los derechos de las niñas, niños y adolescentes. A lo cual me interesó este tema porque podemos saber sobre nuestros derechos; tal como niños, niñas y adolescentes.

Lo primero que busqué fue sobre libros, revistas, citas textuales, también busqué sobre la ley general de los derechos.

Como pudiste notar, en este fragmento, se repiten las palabras “niños, niñas y adolescentes”, “tema” o “derechos”, además de que no se entiende muy bien a qué se refiere cuando menciona “a lo cual”.

Piensa qué palabras se podrían sustituir por un pronombre. Proponemos sustituir éstas:

“Sobre mi tema de los niños… de los derechos de las niñas, niños y adolescentes. A lo cual me interesó este tema porque podemos saber sobre nuestros derechos; tal como niños niñas y adolescentes.

Lo primero que busqué fue sobre libros, revistas, citas textuales, también busqué sobre la ley general de los derechos.”

¿Qué pronombres usarías para sustituir las palabras que se repiten?

Se pueden sustituir por pronombres como: éste, esto, ellos o esos, por mencionar algunos.

Con ello el inicio de la exposición quedaría de la siguiente manera:

“Sobre mi tema de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, me interesó éste porque podemos saber más sobre ellos.

Lo primero que busqué fue en libros, revistas, citas textuales; también encontré una ley general.

De pronto, cuando estás escribiendo y no revisas con atención, puedes incurrir en repeticiones y confusiones, todos nos pasa. Por eso te pedimos que pongas mucha atención a lo que sigue para que, con el apoyo de tus profesores, poco a poco mejores en el uso de los pronombres, a fin de generar textos más ágiles y comprensibles.

Los pronombres son palabras que nos ayudan a sustituir la forma de nombrar a un objeto, persona o situación de la que se habla; estos recursos facilitan evitar la repetición dentro de un texto. Por ejemplo, en lugar de decir “Carla, Tere y Ale” decimos “ellas” y de esta manera sustituimos cada nombre y evitamos repetirlos al usar el pronombre “ellas”.

En general, los pronombres se caracterizan por: sustituir a los sustantivos, facilitar la expresión lingüística y concordar en género y número con el sustantivo al cual reemplazan, como se muestra en este ejemplo del texto que leíste hace un momento.

Hasta que la vida y, con ella, los hombres y las mujeres vistieron de colores y sonidos la tierra.

El sustantivo “vida” está en singular y en género femenino, por lo que el pronombre “ella” es el adecuado; sustituirlo por otro como “ellos” o “tú” sonaría raro, ¿no lo crees?

Un hablante o un escritor que conoce los pronombres, se daría cuenta de que “la vida, y con ellos, los hombres y las mujeres” no es correcto.

Los pronombres se clasifican de la siguiente manera:

  • Personales: se utilizan para sustituir a un sujeto que ha sido omitido en la oración. Los pronombres son: yo, tú, él, nosotros, ustedes, ellos. Por ejemplo:
    Nosotros somos el equipo 5 y el día de hoy expondremos el tema violencia de género”.
  • Posesivos: indican la pertenencia: mío, tuyo, suyo, nuestro. Por ejemplo:
    “Hacer nuestra la respuesta a una conducta violenta nos vuelve victimarios.”
  • Demostrativos: se utilizan para indicar dónde se encuentra algo o alguien en relación con quien está hablando: éste, ésta, ése, ésa, aquéllos, aquélla. Por ejemplo:
    “El ciclo lunar consta de cuatro fases principales. Éste dura 28 días y está relacionado con la vida en nuestro planeta”.
  • Relativos: relacionan dos partes de la oración, el segundo enunciado nos da más información sobre el primero: que, el que, los que; la que, lo que, quien, quienes, el cual, los cuales, cuyo. Por ejemplo:
    “De esta manera el que una persona se considere infeliz no siempre tiene que ver con la percepción real de otros, cuyas visiones pueden no tener el mismo sesgo”.
  • Interrogativos: se utilizan para formular preguntas de manera directa o indirecta: qué, quiénes, cuál, cuáles, cuánto, cuántas, cuántos. Recuerda que estos pronombres llevan acento. Por ejemplo:
    “Entonces nos queda la pregunta de cuáles son los verdaderos motivos que llevan a una persona a ser violenta”.
    Y por último…
  • Indefinidos: hacen referencia a personas o cosas, o expresan alguna noción que se pueda cuantificar: un, una, alguna, nada, poco, mucha, demasiado, toda.

“Podemos comentar que entonces uno de los principales motivos es la falta de control de las emociones”.

Y para estructurar mejor los conocimientos que acabas de adquirir, te presentamos la siguiente tabla que resume los tipos de pronombres. Puedes usarla como apoyo para complementar tus apuntes.

Recapitulando:

Hoy has aprendido a escribir o interactuar no siempre con las mismas palabras, sino utilizando los diferentes tipos de pronombres.

Además, las palabras pueden sustituirse no solamente con pronombres, sino también a través de los sinónimos.

Para que consolides tus aprendizajes te sugerimos revisar el texto que hayas escrito como resultado de tu investigación y que valores qué palabras repites y qué pronombres puedes usar para evitarlo. Si no tienen a la mano este texto, puedes revisar otros que hayas escrito en ciclos escolares anteriores; el objetivo es no dejar de practicar; como dice el dicho “la práctica hace al maestro”.

Recuerda que este aprendizaje lo puedes usar al momento de construir textos orales, como en las presentaciones o exposiciones.

Para que consolides mejor el tema, apóyate en tu libro de texto, busca el aprendizaje esperado relacionado con esta sesión “Elige un tema y hace una pequeña investigación” y céntrate en los contenidos relacionados con el uso de pronombres para evitar repeticiones en un texto.

También puedes pedir a tu profesor o a alguien a tu alrededor que revise tus textos y que te indiquen las partes donde no es claro su texto o donde se repiten palabras, para que garanticen que se entienden con claridad.

Además, recuerda investigar en tu diccionario el significado de todas aquellas palabras que desconozcas y ponlas en práctica en los textos que escribas.

Finalmente, también puedes consultar páginas de internet de fuentes confiables que refuercen este contenido, como la Comisión nacional de libros de texto gratuitos.

No olvides acercarte a tu maestra o maestro para que te orienten en caso de tener dudas, quién mejor que ellos para guiarte y apoyarte en todo momento.

El reto de hoy:

Ahora, es momento de que practiques. Por ello, te proponemos el siguiente reto. Te presentaremos fragmentos de investigaciones que alumnas y alumnos de secundaria compartieron y determinarás qué tipo de pronombre puedes usar para sustituir algún término.

“Mi nombre es Jorge y les voy a explicar el tema sobre las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasaki. Los ataques nucleares fueron originados por Harry S. Truman, el presidente de los Estados Unidos en ese tiempo. Los ataques se originaron el 6 y 9 de agosto de 1945 y la guerra llevó rendición a Japón”.

¿Ya sabes cuáles pronombres puedes usar y con qué palabras? Ahora, cambiaremos las palabras repetidas por pronombres, y sustituiremos aquéllos que ya existen en el texto. Después de hacerlo, quedaría de la siguiente manera:

“Yo les voy a explicar el tema sobre las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasaki. Los ataques nucleares fueron originados por Harry S. Truman, el presidente de los Estados Unidos en ese tiempo. Estos se originaron el 6 y 9 de agosto de 1945 y la guerra llevó rendición a Japón”.

Vayamos ahora al segundo ejemplo.

“El tema de este ensayo es el uso responsable de las redes sociales y factores de riesgo que influyen en niñas, niños y adolescentes. En opinión de mis compañeros y compañeras las redes sociales se utilizan con eventualidad y el uso responsable de las redes sociales, desde mi punto de vista sería: no aceptar solicitudes de personas desconocidas y no subir información de nuestro día a día, entre otras”.

Ahora bien, modifiquemos el texto anterior con el uso de pronombres para darle mayor claridad. Recuerda que inclusive puedes eliminar palabras además de sustituirlas.

“El tema de este ensayo es el uso responsable de las redes sociales y factores de riesgo que influyen en niñas, niños y adolescentes. En opinión de mis compañeros y compañeras éstas se utilizan con eventualidad, y el uso responsable de ellas, desde mi punto de vista sería: no aceptar solicitudes de personas desconocidas y no subir información de nuestro día a día”.

De igual forma en este ejemplo se sustituyen los sustantivos como lo es la palabra “redes sociales” por pronombres como: éstas, ellas.

Te invitamos a reforzar lo que has aprendido a lo largo de esta sesión. Hagamos juntos el reto final: tienes que modificar los siguientes fragmentos del texto en los cuales se encuentran repeticiones excesivas y deberás sustituirlas por el uso de los distintos pronombres vistos en la sesión:

“El delfín rosado es amistoso, social y curioso por naturaleza. El delfín vive en el Amazonas; los de la especie habitan en los ríos, por el inusual color.”

¿Por qué pronombres sustituirías las palabras marcadas?

El texto podría quedar así:

“El delfín rosado es amistoso, social y curioso por naturaleza. Éste vive en el Amazonas; algunos de su especie habitan en los ríos, por su inusual color.”

Continuemos con otro caso. Lee cuidadosamente y piensa en el pronombre que usarías para sustituir la palabra señalada.

“Esa pieza musical ha sido analizada varias veces por especialistas. Los especialistas han hecho diversas afirmaciones sin coincidencia entre ellas”.

En este caso, ¿qué pronombre usarías?

“Esa pieza musical ha sido analizada varias veces por especialistas. Ellos han hecho diversas afirmaciones sin coincidencia entre ellas.”

Veamos un caso más:

“El estudio de la luz, que su velocidad en el vacío es de 299 792 kilómetros por segundo, ha sido uno de los focos de atención de la ciencia a lo largo de la historia.”

¿Con qué pronombre relativo sustituirías las palabras “que su”?

Se puede sustituir con “cuya”. El texto corregido quedaría así:

“El estudio de la luz, cuya velocidad en el vacío es de 299 792 kilómetros por segundo, ha sido uno de los focos de atención de la ciencia a lo largo de la historia.”

Es una forma más elegante y económica de usar el lenguaje. Vamos por el penúltimo caso, lee cuidadosamente:

“También se consultó la Ley Federal del Derecho de Autor. En la Ley Federal del Derecho de Autor se establece que “Las obras protegidas por esta Ley son aquellas de creación original susceptibles de ser divulgadas o reproducidas en cualquier forma o medio.”

¿Ya sabes qué pronombre queda mejor?

Te proponemos “ésta”:

“También se consultó la Ley Federal del Derecho de Autor. En ésta se establece que “Las obras protegidas por esta Ley son aquellas de creación original susceptibles de ser divulgadas o reproducidas en cualquier forma o medio”

Veamos el último caso. Pon mucha atención y lee cuidadosamente:

“Michelson y Morley diseñaron un experimento para detectar el éter luminífero. Michelson y Morley realizaron su experimento en 1887.”

El pronombre que mejor sustituye a “Michelson y Morley” es “ellos”. El texto corregido quedaría así:

“Michelson y Morley diseñaron un experimento para detectar el éter luminífero. Ellos realizaron su experimento en 1887.”

¿Observaste cómo en ciertos fragmentos los pronombres tienden a repetirse? En estos casos puedes optar también por descartarlos o cambiarlos por otro tipo de pronombre.

Para lograr corregir este tipo de escritos es necesario que primero observes cuáles son aquellas palabras que se repiten constantemente y si éstas se refieren a sustantivos o personas, porque recuerda que los pronombres sustituyen nombres, es decir, sustantivos. Posteriormente, podrás sustituir, de acuerdo con lo que quieras comunicar en tus textos.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.