Escribiendo mejor: los sinónimos

Escribiendo mejor: los sinónimos

Aprendizaje esperado: elige un tema y hace una pequeña investigación.

Énfasis: identificar el uso de sinónimos como recurso para evitar la repetición.

¿Qué vamos a aprender?

Identificarás el uso de sinónimos como recurso para evitar la repetición”.

¿Qué hacemos?

Como recordarás, elaborar un texto propio implica la responsabilidad de revisarlo hasta asegurarse de que se entiende con claridad, y que transmite las ideas precisamente como se pensaron.

Existen varios recursos que ayudan a lograr la claridad en los textos, como la elipsis o el uso de pronombres; en esta sesión te centrarás en el uso de sinónimos.

Probablemente, a lo largo de tu vida escolar, has oído mencionar los sinónimos, pero no necesariamente sabes qué son o cómo reconocer a una palabra como sinónimo de otra. Hoy conocerás acerca de los sinónimos y su uso al momento de revisar un texto.

Para iniciar, te invitamos a leer el siguiente texto:

ADN: el instructivo de construcción

Tú, los microorganismos, tu mascota, las plantas terrestres y acuáticas y todos los seres vivos del planeta contienen ADN en cada una de sus células. Esta sustancia está asociada al desarrollo, las actividades y la reproducción de cada célula […].”

Ciencias y Tecnología. Biología. Primer grado. Telesecundaria Pág. 137.

Dos palabras están resaltadas: “ADN” y “sustancia”. ¿Qué relación existe entre estas dos palabras? Ambas son sinónimas. Es decir, una misma idea se puede expresar con dos o más palabras. Este es un fenómeno de la lengua que ya el lingüista suizo Ferdinand de Saussure había planteado y lo llamó “signo lingüístico”. Él observó que la lengua se compone de dos elementos: el significante y el significado.

En este caso, “ADN” y “sustancia” son dos significantes, o palabras, y lo que representan en la realidad justo es el significado. Por eso se suele decir que los sinónimos son dos palabras que significan lo mismo.

Para tratar de entender qué es un sinónimo y cómo funciona la sinonimia, sería conveniente también hablar de significado, pues la sinonimia es un tipo de relación semántica, es decir, un tipo de relación de significados de las palabras.

El significado es un concepto que algunos autores han descrito como dimensional, relacional y con rasgos específicos. En general, parten de la idea de que el significado tiene dimensiones o capas que permiten entender las palabras; estas dimensiones pueden describir características o rasgos intrínsecos de la palabra o término. Esto, al mismo tiempo, deja ver que el significado es relacional, pues la definición y la concepción de las palabras o términos se construyen a partir de la relación o asociación que guardan con otras palabras y entidades del mundo exterior. Para explicar esto, tomemos como ejemplo la palabra “automóvil”. ¿Qué rasgos consideras que lo definen?

Un automóvil tiene volante, un motor, cuatro ruedas y sirve para que te transportes por tierra, a estos rasgos les llamaremos “rasgos semánticos”. ¿Consideras que la palabra “coche” también tiene rasgos en común con automóvil?, ¿o en qué se diferencian?

Tiene los mismos rasgos que automóvil. Incluso también la palabra “carro”.

Entonces, entre automóvil, coche y carro existe una relación de significado dimensional o en capas porque comparten ciertos rasgos, y es relacional porque se asocian estas palabras, ya que comparten estos rasgos.

Sobre el significado, se puede considerar que la sinonimia es un mecanismo que funciona mediante la activación de varios rasgos semánticos del significado, que guardan una interdependencia. En términos más concretos, la sinonimia consiste en presentar equivalencias de significado igual o parecido mediante la utilización de diferentes palabras.

¿Por qué se dificulta elegir adecuadamente una palabra que sustituya a otra?

En principio, a una persona se le dificulta elegir un sinónimo por falta de conocimiento del léxico. Sin embargo, es curioso ver cómo un hablante que ha adquirido una lengua busca, de manera intuitiva y natural, la forma de encontrar alguna palabra o expresión para evitar la repetición.

Si un alumno está leyendo la biografía de una atleta y menciona el texto que “la maratonista mantuvo durante dos años un récord inmaculado”, y desconoce el significado de “inmaculado”, se le dificultará encontrar un significado de la palabra. O al revés, puede suceder que el alumno sepa que “inmaculado” quiere decir “invicto”, pero desconoce otras maneras de decirlo, como “invencible”.

Además de la falta de léxico, elegir adecuadamente un sinónimo se dificulta porque el hablante no considera otros factores que intervienen en la comunicación y que son precisamente determinantes para la elección de las palabras; por ejemplo, la situación comunicativa o contexto, las características o jerarquías de los participantes en el intercambio comunicativo, el campo de especialidad del texto, etc.

Siguiendo el mismo ejemplo, la misma palabra “inmaculado” adquiere un significado diferente si se usa en otro contexto o en otro tipo de texto. Por ejemplo, en un texto literario podría decir: “vistió feliz su inmaculado vestido blanco”, en este caso, “inmaculado” no quiere decir “invicto”, sino “impecable”, “sin manchas”.

Si no se considera el contexto, puede ser que se dificulte identificar el sinónimo adecuado, aunque haya muchas opciones de donde elegir.

Puede dificultarse también porque, a veces, no se logra estimar el grado de equivalencia de los sinónimos en cuestión. No hay que olvidar que la relación de significado es también una cuestión de grado.

En el ejemplo de automóvil, coche y carro, estas palabras pueden ser sinónimos por el grado de equivalencia entre ambas al compartir rasgos en común, pero otra palabra, como “camión”, tendría menos equivalencia, puesto que no tiene el rasgo “cuatro ruedas”, sino varias más.

Por lo general, se reconoce que no hay sinónimos idénticos en las lenguas y que los sinónimos perfectos o absolutos sólo llegan a darse en el vocabulario de, por ejemplo, una disciplina. Aunque también se dice que sólo se pueden considerar completamente sinónimos si las palabras en cuestión comparten todos sus significados y en todos sus contextos de aparición.

Ahora bien, si se parte de una definición de sinonimia como identidad de significado, entonces puede entenderse que haya términos completamente sinónimos para ciertos contextos.

En un texto determinado, por ejemplo, sí sería posible encontrar sinónimos perfectos, gracias a que el tipo de texto, el tema o la disciplina son los que establecen qué significado se les da a las palabras.

Toma como ejemplo los siguientes dos textos:

“En promedio, las cobayas tienen de 1 a 6 hijos por camada. Sus hijos tardarán unos 6 meses en alcanzar la madurez”.

“El abogado Heinrich Marx tuvo varios hijos. Uno de sus hijos fue Karl Marx”.

¿Qué puedes notar en estos textos?

Se repite la palabra “hijos” en ambos textos. Sin embargo, cada texto delimita el significado de la palabra. El primer texto puede que pertenezca al ámbito de la biología, y explica la reproducción de las cobayas, por lo que, en este caso, se podría sustituir “hijos” por “crías”.

En cambio, el segundo texto puede que pertenezca al ámbito de la historia, por lo que usar la palabra “cría” no sería adecuado; en este caso, “descendiente” queda mejor.

El hablante o productor de un texto delimita, acota o cierra el universo de significado al decidir el tema o campo de conocimiento en el que podrán usarse o entenderse los sinónimos. Esto cerrará las posibilidades de significado de ciertas palabras o términos, y al mismo tiempo restringirá la inclusión de sus posibles sinónimos.

En ciertos contextos es posible utilizar la metonimia y sinécdoque, con términos como “laurel” por “victoria”, como recursos para expresar una misma idea con dos términos similares. Esto es posible gracias a que el significado, además de dimensional, es relacional. Es decir, se puede establecer una relación entre un término y otro, y así establecer una relación de significado, en este caso, por sustitución. Cabe mencionar que, en esas sustituciones, por ejemplo, “laurel” por “victoria” es muy común que parte del significado original se pierda y que se conserven sólo los rasgos en común; justo es posible entender el significado gracias a la gradación de la equivalencia, al contexto o marco cultural en el que se insertan. Con este tipo de sustituciones se puede observar que la sinonimia hay que entenderla en un sentido mucho más amplio.

Según Helena Beristáin, estudiosa de la lengua nacida en México, en términos generales la metonimia consiste en la sustitución de un término porque establece una relación, ya sea causal: “eres su alegría”, espacial: “tiene corazón” o espacio-temporal: “defendió la cruz”.

La sinécdoque, dice esta autora, funciona de manera muy similar a la metonimia. La diferencia es que los términos involucrados no son absolutos e independientes, sino que, por lo general, está uno contenido dentro del otro; por ejemplo, “barco” por “vela”.

Cuando se buscan sinónimos es común que aparezcan varias opciones y que no se sepa cuál elegir, o incluso puede ser que se elija una que no encaje con el sentido del texto. Podría decirse que existen distintos tipos de sinónimos o, de manera más precisa, distintos grados de sinonimia. Comúnmente sucede que un sinónimo no encaja debido a una falta de correspondencia en el grado de equivalencia de los rasgos semánticos de los sinónimos.

Como en el caso de “automóvil” con “camión”, porque no son totalmente equivalentes en los rasgos semánticos. No cumplía con el rasgo “tiene cuatro ruedas”. Si buscáramos otros rasgos diferentes, un automóvil suele transportar personas, en cambio, los camiones suelen llevar mercancías. Por lo tanto, podríamos decir que “automóvil” y “camión” tienen menor grado de sinonimia que “automóvil” y “carro”.

También puede deberse a que la sinonimia, por lo general, está contextualmente delimitada; es decir, el contexto impide la posibilidad de usar ciertos sinónimos aun cuando éstos cubran a nivel de palabra los semas necesarios. En estos casos, es el texto el gran plano de significado que permitirá o no la inclusión de ciertos sinónimos.

¿Qué es y qué características tiene la sinonimia léxica?

Se podría decir que la sinonimia léxica es la equivalencia de significados iguales o parecidos mediante el intercambio de palabras porque tienen algún grado de significado similar. Por lo general, se da principalmente entre palabras como los sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios; es decir, en palabras que presentan los componentes sentido (la relación o asociación que puede guardar una palabra o término con otro de la lengua) y denotación (la relación o asociación de una palabra con las cosas o entidades del mundo exterior).

Recomendaciones para buscar sinónimos al escribir textos escolares:

  1. Conocer las características del texto a crear, pensar en el tema y el destinatario.
  2. Leer textos similares al que se busca crear. Éstos servirán de modelo para decidir la estructura, la organización y el vocabulario que se usará.
  3. Realizar actividades de comprensión de lectura para ayudar a afianzar el manejo general de la lengua.
  4. Escribir un mismo texto para destinatarios distintos. Esto ayudará a desarrollar el vocabulario y encontrar sinónimos.

Cuando un texto presenta repetición de las mismas palabras, causa un efecto en el lector dependiendo del tipo de texto en cuestión. Si tomamos como ejemplo un texto general que está dirigido a un público amplio, seguramente la repetición provocará cansancio, desinterés, aburrimiento en el lector. Puede también causar desconfianza en el lector acerca del tema tratado o de la transmisión de las ideas ahí expuestas. Es muy probable que ese texto no logre transmitir exitosamente el mensaje.

Recapitulando:

En esta sesión aprendiste acerca de:

  • Qué es la sinonimia.
  • Algunos factores que intervienen en el momento de elegir un sinónimo, como, por ejemplo, el contexto.
  • El efecto que puede causar en el lector no usar sinónimos en el texto para evitar repeticiones innecesarias.

Para ampliar la información, te sugerimos que consultes en tu libro de texto de Lengua Materna el aprendizaje esperado “Elige un tema y hace una pequeña investigación”. Ubica la sección dedicada a “Identificar el uso de sinónimos como recurso para evitar la repetición”, y realiza las actividades que te presenten.

También te recomendamos que te acerques al diccionario monolingüe, que te familiarices con la obra y con la manera en que se presenta la información. Además, que explores diccionarios de sinónimos y tesauros.

El reto de hoy:

Lee el siguiente texto y encuentra algunos sinónimos.

“La Revolución francesa es, quizá, la revolución burguesa liberal más emblemática. Durante el siglo XVIII, París fue la ciudad más importante de Europa, pues el rey Luis XIV, quien era también el más importante del siglo XVIII, se había encargado de hermosearla con grandes palacios donde vivía o habitaba la nobleza (la corte). Sin embargo, las guerras en las que había participado el país no sólo habían provocado pérdidas humanas y monetarias, sino que también se había detenido el trabajo agrícola, artesanal y comercial provocando importantes pérdidas para los franceses y provocando una crisis para los franceses.”

De acuerdo con el contexto del texto, IMPORTANTE y EMBLEMÁTICO se usan para expresar la relevancia de un hecho histórico.

Son palabras que tienen un significante muy parecido. Podrías usar otras opciones como relevante, destacado, significativo, representativo.

¿Puedes encontrar un sinónimo léxico en el texto?

Una opción sería REY, podría sustituirse por MONARCA o SOBERANO, ya que los dos se refieren a la máxima autoridad de un territorio.

Monarca: Jefe del Estado de un reino que ejerce normalmente la más alta representación de este y que arbitra y modera el funcionamiento de sus instituciones, recibiendo y transmitiendo su cargo por sucesión hereditaria.

Soberano: Persona que es la máxima autoridad de un estado.

¿Podrías encontrar un sinónimo léxico de la palabra ostentoso?

Otro reto: En este mismo texto, la palabra “monetaria”, ¿podría tener un sinónimo léxico o contextual?

Sería una sinécdoque, porque monetario tiene que ver con las monedas. Es decir, el autor busca representar la pérdida de dinero.

Las pérdidas hacen referencia al dinero; en este caso, el significante es contextual. ¿Cuál de las opciones elegirías?

  1. Económicas
  2. Fiscales
  3. Comerciales

Ahora, un reto mayor. ¿Podrías encontrar un sinónimo del siglo XVIII? y ¿qué clase de sinónimo sería?

Podría ser una sinonimia contextual. El Siglo de las Luces o el Siglo de la Ilustración, pues es en esta época cuando se desarrolló ese movimiento histórico cultural.

Dos retos más, la palabra “hermosear” ¿tendrá una sinónima? ¿Hay palabras que compartan sus rasgos semánticos? Te daremos cuatro opciones:

  1. Embellecer
  2. Adornar
  3. Arreglar
  4. Ornamentar

Te mostramos cómo quedaría el texto con todos los cambios, más algunos otros ajustes a la redacción para que sea más claro.

“La Revolución francesa es, quizá, la revolución burguesa liberal más significativa. Durante el siglo XVIII, París fue la ciudad más importante de Europa, el rey Luis XIV, uno de los soberanos más emblemáticos de la Ilustración, se había encargado de embellecerla y volverla un centro cosmopolita. Sin embargo, las guerras en las que había participado el país provocaron pérdidas humanas y económicas; también se desatendió el trabajo agrícola, artesanal y comercial provocando una crisis para el Estado.”

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.