Convivir en armonía

Aprendizaje esperado: escribe un reglamento escolar.

Énfasis: analizar las características de los reglamentos, leyes y declaraciones.

¿Qué vamos a aprender?

Analizarás la función e importancia de los reglamentos, leyes y declaraciones en la convivencia de grupos sociales. Revisarás situaciones donde se hace necesario regular la convivencia entre las personas, así como algunos reglamentos; además, reflexionarás sobre qué consecuencias tendría si no existieran o no se respetarán.

Esto encaminado a que en las siguientes sesiones profundices más en este tipo de textos y, posteriormente, puedas elaborar uno propio.

¿Qué hacemos?

Reflexiona sobre las siguientes preguntas:

¿Por qué es necesario que existan las reglas, leyes, y normas?

¿De qué manera mejoran la convivencia de una comunidad?

¿Para qué sirven las reglas y las leyes?

Imagina que vas caminando por una calle y te encuentras con una imagen como ésta:

Probablemente te desagrade el olor y te cause enfado y consternación; haciendo que consideres evitar pasar por ahí. Si no existiera una ley que indique que está prohibido tirar basura en la vía pública, es probable que todas las personas la tiraran en cualquier lugar, ¿te imaginas lo peligroso que sería?: estamos hablando de focos de infección, mal olor, proliferación de animales. Entonces, que exista un reglamento que lo prohíba adquiere sentido e importancia, ¿no lo crees? Así nuestras calles y caminos no se convertirán en verdaderos basureros colosales.

En cursos anteriores se ha estudiado este tipo de textos, pero si no se revisa, se va olvidando. Recordémoslo observando el siguiente video hasta el minuto 3:25:

  • El valor de los reglamentos para regular la vida social

https://www.youtube.com/watch?v=QkrcBNQqIMo&t=3s

Un reglamento es el conjunto de reglas que regulan las conductas y actividades de una comunidad. Otras definiciones de reglamento las encontramos en diversas fuentes, por ejemplo:

El Diccionario de la Lengua Española define a un reglamento como la colección ordenada de reglas o preceptos, que por la autoridad competente se da para la ejecución de una ley o para el régimen de una corporación, una dependencia o un servicio.

Encontramos otra definición en un libro de texto que, como tal, está más enfocado al ámbito escolar, y por eso establece que un reglamento debe ser un referente de conductas con derechos y deberes o responsabilidades para todos los miembros de la comunidad escolar.

Finalmente, una estudiante de primer grado de secundaria nos compartió su propia definición, e indicó que un reglamento para ella es el texto donde se indica qué sí podemos hacer, qué no y qué pasa si lo desobedecemos.

Los reglamentos forman parte de nuestra vida diaria y los usamos en diversas situaciones, desde el que se aplica en un juego de mesa para divertirnos, hasta cuando practicamos algún deporte; o en casa, a la hora de repartir labores del hogar, al visitar un museo, ya que hay reglas y normas que dicen cómo debemos comportarnos, que no debemos acercarnos a las obras, ni tocarlas, que debemos guardar silencio.

A partir de lo que estudiaste en cursos anteriores y de la información del video, te invitamos a que escribas en tu cuaderno tu propia definición de reglamento y enlistes ámbitos de tu vida diaria que estén regulados por esos reglamentos.

Consulta tu libro de texto de Lengua materna, aprendizaje esperado “Participa en la elaboración del reglamento escolar”, ubica la definición de reglamento y realiza las actividades que se presenten. Si no tienes tu libro de texto a la mano, consulta con tu maestro o maestra: quién mejor que ellos para ayudarte con tu conocimiento sobre el tema.

También te puedes apoyar en un diccionario, o preguntarle a familiares y amigos ¿qué es un reglamento? Seguramente, con la información que reúnas, enriquecerás tu apunte.

Es momento de explorar reglamentos. Observa los siguientes ejemplos:

¿Quiénes elaboraron los reglamentos?

¿Con qué finalidad lo hicieron?

¿En qué lugar y situaciones se emplean?

¿A quiénes está dirigido?

Cada reglamento fue elaborado por una autoridad, y para una actividad específica. Para crear y autorizar un reglamento, lo mejor es hacerlo en consenso: esto quiere decir, que todos los involucrados estén de acuerdo con los lineamientos y con el resultado final.

Te presentamos algunas reglas extraídas de otros reglamentos. Elige en qué situación aplicaría mejor.

Cómo pudiste darte cuenta, un reglamento tiene un espacio y tiempo determinado. Esto se debe a que cada grupo social tiene problemáticas y situaciones particulares que no siempre son compartidas por todos. Por ejemplo, si un país tiene clima frío y cuenta con un reglamento para regular el uso de equipos de vialidad invernal, esa ley no aplicaría ni tendría sentido en un país donde predomina el clima cálido. Además, no todas las personas están obligadas a seguirlas. Un estudiante no estaría obligado a usar equipo de protección para construcción si se encuentra en la escuela. Todo reglamento recae en una situación o actividad específica.

Además de estos reglamentos, existen otros de mayor cobertura y con implicaciones ante la ley; estamos hablando de las leyes y declaraciones. ¿Conoces cuál es la diferencia entre cada término?

Las leyes son normas jurídicas elaboradas a partir de procesos establecidos en la Constitución, por lo que tienen un carácter diferente: son obligatorias para todos los ciudadanos. Esto quiere decir que aterrizan en ciertas exigencias de carácter social: deber, necesidad y compromiso. La Declaración de las Naciones Unidas se posiciona por encima de las leyes de cada país, pues su cumplimiento se debe garantizar siempre. Por ejemplo, en casa puedes establecer junto con tu familia un reglamento que dicte que todos deben contribuir a las labores de limpieza, pero no pueden estipular que un miembro será esclavo de otro porque se contradice con las leyes nacionales e internacionales.

Consulta en tu libro de texto de Lengua materna. Español, el aprendizaje esperado “Participa en la elaboración del reglamento escolar”, para conocer otros ejemplos de reglamentos.

Indudablemente, los reglamentos son necesarios para garantizar una sana convivencia entre las personas. De esta manera se garantiza que se respeten los derechos de todos, además de establecer nuestras respectivas obligaciones y sanciones.

Es importante recalcar que el cumplimiento de una regla no debe depender de si una autoridad nos está observando en ese momento, o no: sino de un compromiso por mantener el orden común, aunque nadie se dé cuenta de la falta cometida. Por ejemplo, si estás en la escuela, aunque nadie te vea, no debes rayar el mobiliario.

Aquí están algunos derechos y obligaciones de los alumnos.

Aquí se contemplan los derechos y obligaciones de los alumnos de un plantel educativo: se dicen cosas que seguramente ya te son familiares, como que tienes derecho a inscribirte en un taller y a que te traten con respeto, o que debes entregar a tus padres todas las comunicaciones de la escuela.

¿Por qué crees que aquí también estén la Constitución Política de México y una piñata? ¿En qué crees que se parezcan?

Cuando hablamos sobre cómo nos hemos ido organizando y normando para no tirar la basura en cualquier sitio, sino hacerlo de manera ordenada, las reglas son una parte fundamental de la convivencia entre los seres humanos, tanto si vamos a romper una piñata como si queremos vivir en un país o ir a una escuela, necesitamos conocer cuáles son las reglas que debemos seguir, y apegarnos a ellas.

Recapitulando lo que aprendiste:

  • Conociste qué es un reglamento y exploraste algunos.
  • Identificaste diferencias entre un reglamento, una ley y una declaración.
  • Identificaste situaciones donde se hace necesario regular la convivencia.
  • Reflexionaste qué consecuencias negativas habría si no se siguieran las reglas.

Para ampliar la información, además de consultar en tu libro de texto de Lengua materna. Español, puedes acudir a tu libro de Formación Cívica y Ética, donde encontrarás más información acerca de normas, leyes y cómo convivir en armonía.

El reto de hoy:

¿Cómo es que los reglamentos ayudan a mejorar la convivencia diaria?

Para contestar esta pregunta te proponemos realizar el siguiente reto. Te presentamos una serie de situaciones que a cualquiera nos puede suceder y tu indicarás cuál reglamento de los que acabas de leer ayudaría a resolver el conflicto y, por tanto, mejorar la convivencia.

Los reglamentos permiten garantizar que se respeten los derechos de las personas, a la vez que estipula sus obligaciones. De esta manera se evitan conflictos. Por ejemplo, si desde un principio se establece en el reglamento de la biblioteca escolar que el uso de las computadoras es únicamente como apoyo académico, se evitará que quienes la requieren para investigar una tarea tengan que esperar de más, sólo porque alguien está utilizando el equipo para jugar.

Te invitamos a participar en otro reto, una lluvia de ideas para responder la siguiente pregunta:

¿Qué consecuencias negativas tendría si no se siguieran las reglas?

Para responder piensa en tu escuela, donde seguramente cuentas con un reglamento.

Quizás si no hubiera un horario para las clases, implicaría que ni docentes ni estudiantes pudieran trabajar.

O puede ser que el mobiliario estuviera roto y sucio, pues nadie lo cuidaría.

¿Qué otras consecuencias negativas se te ocurren?

¿Cómo es que los reglamentos ayudan a mejorar la convivencia diaria?

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.