Para tomar una decisión. Criterios de selección

Para tomar una decisión. Criterios de selección

Aprendizaje esperado: expresa de manera clara sus argumentos y los sustenta en información analizada al debatir sobre un tema.

Énfasis: identificar criterios para seleccionar temas para un panel.

¿Qué vamos a aprender?

Conocerás la importancia de expresar de manera clara tus argumentos y sustentarlos con información correctamente analizada al debatir sobre un tema.

Para ello, tendrás que tomar decisiones importantes e identificar criterios al momento de seleccionar el tema para un panel.

Te sugerimos, en la medida de lo posible, tomar notas, así como registrar las dudas, inquietudes o dificultades que surjan durante el desarrollo de la sesión. Éstas las podrás resolver al consultar tu libro de texto o al reflexionar en torno al reto que se planteará.

¿Qué actividades has llevado a cabo en días pasados? Si te fijas, siempre que realizas alguna actividad te ves en la necesidad de tomar alguna decisión, desde el momento en que te levantas hasta que te vas a dormir; por ejemplo, elegir que ropa vestirás ese día, qué vas a desayunar para lograr una alimentación balanceada, si vas a jugar un rato, entre otros.

Cuando estás en tu momento de esparcimiento, la situación no se torna más fácil, pues tienes que elegir lo que harás: jugar algo en particular, escuchar música, ayudar en las tareas de la casa, ver la televisión, tomar una siesta; en fin, tu vida está llena de decisiones.

Lo más complicado se presenta cuando debes tomar decisiones en cuestiones de estudio, cuando la actividad académica te plantea el reto de tomar una postura o seleccionar algo en particular.

¿Qué hacemos?

Lee la siguiente historia, presta atención a cada detalle que se presente, los aspectos que menciona y el problema que plantea, porque tendrás que participar en ello y tomar una decisión:

El florero de porcelana. Cuento zen.

Un gran maestro y un guardián compartían la administración de un monasterio zen.

Cierto día el guardián murió y había que sustituirlo.

El gran maestro reunió a todos sus discípulos, para escoger quien tendría ese honor. —Voy a presentarles un problema —dijo—, aquel que lo resuelva primero será el nuevo guardián del templo—.

Trajo al centro de la sala un banco, encima estaba un florero de porcelana, carísimo con una hermosa rosa roja que lo decoraba y señaló:

—Este es el problema—.

Los discípulos contemplaban perplejos lo que veían: los diseños sofisticados y raros de la porcelana, la frescura y elegancia de la flor… ¿Qué representaba aquello? ¿Qué hacer? ¿Cuál era el enigma? Todos estaban paralizados.

Toma una decisión, reflexiona y define tu respuesta.

Escribe en tu cuaderno las siguientes preguntas y contesta:

Si tú fueras uno de esos discípulos…

¿Cuál crees que sería el problema que te está presentando “el gran maestro”? ¿Cómo lo resolverías?

Escucha algunas respuestas a estas cuestiones.

https://aprendeencasa.sep.gob.mx/multimedia/RSC/Audio/202011/202011-RSC-XOfZrMK485-LME3_B2_PG1_F1_SEM12_251020_ANEXO_3-AUDIO1.m4a

https://aprendeencasa.sep.gob.mx/multimedia/RSC/Audio/202011/202011-RSC-51nQGdIYvs-LME3_B2_PG1_F1_SEM12_251020_ANEXO_3-AUDIO2.m4a

¿Y tú qué postura tomas? ¿Cuál es el problema y cómo lo solucionarías? ¿Qué te parece? ¿Tu postura coincide? ¿Tú también pensaste en colocar tierra para que la planta se nutriera, o notaste que el jarrón es el secreto?

Escucha otras opiniones:

https://aprendeencasa.sep.gob.mx/multimedia/RSC/Audio/202011/202011-RSC-wuuB2LCKXc-LME3_B2_PG1_F1_SEM12_251020_ANEXO_3-AUDIO3.m4a

https://aprendeencasa.sep.gob.mx/multimedia/RSC/Audio/202011/202011-RSC-oMbUdLCyzW-LME3_B2_PG1_F1_SEM12_251020_ANEXO_3-AUDIO4.m4a

https://aprendeencasa.sep.gob.mx/multimedia/RSC/Audio/202011/202011-RSC-C9ysz3kdNq-LME3_B2_PG1_F1_SEM12_251020_ANEXO_3-AUDIO5.m4a

¿Se parece a lo que respondiste? ¿Coincides con sus análisis?

Si la historia no tuviera un final cerrado, permitiría debatir sobre las diferentes posturas.

¿Quieres saber que sucede en la historia? Escucha con atención y compara tus respuestas con las que dan se dan en el audio. Al final, podrás decidir si coincides con el discípulo que descubrió el problema.

Observa cómo se enfrentaron a este “gran enigma”.

Después de algunos minutos, un alumno se levantó, miró al maestro y a los demás discípulos, caminó hacia el hermoso florero con determinación y lo tiró al suelo.

—Usted es el nuevo guardián —le dijo el gran maestro y explicó—. Yo fui muy claro, les dije que estaban delante de un problema. No importa qué tan bellos y fascinantes sean, los problemas tienen que ser eliminados.

—Un problema es un problema, puede ser un florero muy caro de porcelana, un amor que ya no tiene sentido o un camino que precisa ser abandonado, y por más que insistamos en recorrerlo por el confort que éste nos trae, sólo existe una manera de lidiar con un problema: atacándolo de frente—.

Este cuento te muestra que no importa cuál sea el problema, tienes que afrontarlo y dar una respuesta, una solución, no te puedes quedar callado y mirando. Si tienes dudas, será momento de tomar una decisión y definir qué deseas, será momento de tomar una determinación y actuar.

Ojalá siempre puedas actuar así, como el alumno, con determinación. Muchas veces, cuando te sientes confundido, abrumado o frustrado te estancas para decidir sobre los proyectos, y no sabes cómo retomar el rumbo para reconocer sin problemas el tema que quieres investigar ¿Qué podrías hacer en esos casos?

Es común que tengas temor al fracaso porque constantemente piensas en un desenlace negativo y eso siempre desalienta, pues te hace sentir que la idea ya no fue tan brillante; también nos faltan ideas, cuando piensas en muchas cosas, pero no concretas algo en particular o cuando vas perdiendo el espíritu creativo.

Esto lo menciona Damalin Díaz en su libro sobre “Estrategias y consejos para maestros, padres y estudiantes”.

También concluye que solamente es necesario nutrirse con la información correcta, que puede provenir de libros o de personas con las que puedas intercambiar ideas o historias inspiradoras.

A continuación, se te plantearán una serie de ideas para alcanzar el propósito de la sesión.

Cuando tienes que definir un tema que se preste para el desarrollo de alguna estrategia discursiva, debes identificar y decidir si es de interés o no para una comunidad determinada.

Aquí es cuando debes identificar el conflicto y eliminar los problemas que te impiden dar una respuesta. Parte del problema se debe a que, en el caso de los paneles de discusión, no siempre son las autoridades quienes lo organizan, en las instituciones académicas es habitual que sean los alumnos los principales organizadores y encargados de preparar la información y contenidos que faciliten la dinámica, así como de participar en ellos.

Además, toma en cuenta que el tema que elijas deberá tener una trascendencia social, política o cultural, y eso siempre puede considerarse como un gran problema.

Pero esa dificultad la puedes eliminar como lo hizo el discípulo del cuento anterior, “si el jarrón es el problema, hay que destruirlo” quitarlo de en medio y dejar libre la visión del camino.

Para eso, piensa que, en un panel de discusión, es muy importante la selección de un tema y debes considerar lo siguiente:

  1. La relevancia del tema en la vida cotidiana. Es decir, de qué le va a servir al público conocer más sobre lo que se elija.
    Para facilitarnos la búsqueda, debes considerar que: “Las temáticas que son debatidas en un panel de discusión deben ser de interés público”, pues la idea principal es que los invitados al panel puedan aclarar conceptos y brindar información de utilidad a los espectadores.
  2. El propósito del panel. Por ejemplo: el tema podría ser las ventajas de la alimentación sana.
    Por consecuencia un panel de discusión siempre tendrá como objetivo principal informarte sobre un tema y sus implicaciones o generar una propuesta específica.
    Ya que lo que debes tener siempre presente es que lo que ofrezca la discusión del panel sea información valiosa que interese a la comunidad, y el hecho de que los panelistas sean especialistas será siempre una aportación sumamente importante, puesto que tienes la certeza que la discusión será de alto nivel.
    En ocasiones son los panelistas quienes pueden proponer el tema a debatir y eso nos facilitaría el diseño, pero no siempre cuentas con ese apoyo.
  3. Partir de un punto de vista sobre el tema.
    Te sugerimos que te enfoques en los eventos actuales en la sociedad que vives o en la asignatura que más te guste, que busques temas generales que afecten a la comunidad escolar a la que perteneces, considerando las características de la época que se está viviendo.
    No importa cuál sea el caso en cualquiera de sus ámbitos, recuerda que esos temas seleccionados pueden ser una fuente importante de información para los que se encuentren participando como espectadores.
    Cómo puedes darte cuenta, la elección del tema, junto con la selección de los expertos y el moderador que conducirá el evento, son factores sumamente importantes, puesto que la discusión y los argumentos tendrán trascendencia.
  4. El tipo de audiencia al que irá dirigido el evento y las preguntas que generarás para investigarlo.
    La decisión dependerá específicamente del tipo de actividad que se está organizando, es decir, si su función es académica o de difusión científica, o si se quiere llegar a un público estudiantil o a uno más general; así como el contexto histórico y social que se esté viviendo, lo que ocurra en el momento. Por ejemplo, si se trata de un tema académico, tal vez lo que se necesite sea profundizar en algún tema en particular o en ciertos conceptos científicos, incluso considerar los aspectos culturales y artísticos.
    Por otro lado, también se pueden considerar los hechos históricos relevantes que estarán vinculados con lo que ocurra en ese momento. Lo que permitiría incursionar en los aspectos políticos, las políticas educativas, los avances de la ciencia o nuevos movimientos artísticos; de todas estas decisiones dependerá si la audiencia está realmente interesada en el tema que se abordará en el panel de discusión.
  5. Pensar en las fuentes de investigación disponibles.

Éste es un factor importante para la investigación. Piensa si cuentas con libros, revistas especializadas, portales de internet u otras fuentes similares.

Delimitar el tema:

Para ampliar la comprensión del tema, observa el siguiente video del inicio al minuto 1:35.

  1. ¿Cómo hacer preguntas para desarrollar una investigación?
    https://youtu.be/8YAau8x85t4
    Cuando tienes la idea general es muy importante buscar una estrategia para no perderte en el gran número de interrogantes que puedes hacerte; por lo tanto, hay que considerar lo siguiente:
    Esto permitirá que puedas identificar dónde empezará y dónde terminará.
    Encontrar un equilibrio: Algunos temas son muy amplios y otros muy definidos, por eso es importante encontrar aquel que te permitirá un buen desarrollo y que tenga un rango intermedio.
    Lluvia de ideas: Te puede ser de utilidad presentar tu tema a varias personas o realizarlo de forma individual con el tema que pensaste ¿Qué palabras se te ocurren? Te recomendamos hacer una lista de ellas y generar las palabras clave que les permitan desarrollar las ideas, algunas de ellas serán muy largas, otras cortas, raras o prácticas, pero, con todas ellas será mucho más fácil encontrar la línea de investigación
    Leer información: Aquella que ya existe sobre el tema, para saber ¿qué se ha dicho o escrito sobre el tema? Para ello tendrás gran apoyo de los materiales que puedes encontrar en la biblioteca o por Internet, pero recuerda que es muy importante cerciorarse de que la información sea de fuentes confiables.
    Relaciona tu trabajo con un tema que te interese: De esta forma toda investigación te resultará mucho más sencilla y entretenida.
    Programar las tareas: Es importante tomar en cuenta las fechas y tiempos que tienes para definir el tema y planear la dinámica.
    Podrás así manejar tu investigación de forma ordenada y ayudar a otros a ver desde una nueva perspectiva el tema que estás presentando.
    Observa el siguiente video del minuto 02:35 a 04:26.
  2. Participación oral ordenada

https://youtu.be/I4JbVn53KAo

Los paneles de discusión giran en torno a temas controvertidos sobre los cuales es posible debatir porque pueden ser abordados desde diferentes posturas.

Como has visto, tomar decisiones en temas relacionados con el estudio te pone ante la disyuntiva de seleccionar temas y, además, tomar una postura en particular, pero qué mejor, si esa decisión te abre las puertas a la reflexión y bajo criterios definidos te das a la tarea de seleccionar temas para organizar un panel.

Dado que el propósito de un panel de discusión siempre es brindar información acerca de un tema y sus consecuencias, para definir el tema que te interesa desarrollar debes valorar si éste es de interés o no para la audiencia a la que irá dirigido, por lo que debes procurar que tenga cierta relevancia pública para el contexto hacia el que estará dirigido; y, por lo tanto, los temas elegidos pueden ser una valiosa aportación de conocimiento por parte de los expositores hacia el público que está participando como espectador.

En general, para seleccionar un tema se debe considerar la edad y los intereses de quienes participarán, que también se trate de un tema que facilite la búsqueda de información y se preste, además, para debatir a partir de diversos argumentos y posturas. Recuerda que los temas también pueden ser creativos y es deseable que tengan altas posibilidades de capturar el interés de la audiencia.

También es conveniente que evites aquellos temas difíciles de expresar por la cantidad de tecnicismos necesarios para referirse a ellos y que están destinados a públicos especializados.

Finalmente, respecto a la duración del panel en el que se expondrá el tema, es de suma importancia verificar que se trate de uno que coincida no sólo con los intereses y conocimientos de la mayoría, sino que sea lo suficientemente amplio para organizar la exposición y los expositores puedan dar a conocer su información, argumentos y posturas.

Cuando se trate de organizar un panel, no olvides trabajar realmente en equipo y participar entre todos:

  1. Delimitando el tema
  2. Eligiendo un tema que permita desarrollar un número intermedio de subtemas
  3. Haciendo entre todos, una lluvia de ideas para la toma de decisiones
  4. Leyendo información sobre el tema
  5. Relacionando su trabajo con asuntos de su interés
  6. Programando las tareas

El reto de hoy:

Con el apoyo de tu familia, propondrás temas que te gustaría investigar y seleccionar a partir de las características que has revisado.

Organízate con tu familia o con aquellos compañeros con los que te sea posible mantener contacto, armen un equipo y apliquen los criterios vistos para seleccionar un tema para desarrollar un panel de discusión.

Te sugerimos que, para reafirmar los conocimientos adquiridos, localices en tus libros de texto el aprendizaje esperado para que cuentes con más elementos y puedas tomar en cuenta los criterios para seleccionar un tema y organizar un panel de discusión.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.