La escuela más allá de las aulas

La escuela más allá de las aulas

Aprendizaje esperado: participa en acciones para promover y defender activamente el respeto a la libertad en el espacio escolar.

Énfasis: analizar qué significa el espacio escolar en contextos de distanciamiento social.

¿Qué vamos a aprender?

“En tiempos de crisis, la imaginación es más efectiva que el intelecto”. Esta frase, que se le atribuye al físico Albert Einstein, es más que ilustrativa del contexto actual.

Como sabes, en este periodo en el que te ves afectado por la pandemia provocada por la Covid-19, se decidió suspender las actividades presenciales en las escuelas de todos los niveles. Tú lo has experimentado, por eso es importante conocer sobre el significado del espacio escolar en este contexto de distanciamiento social.

Fue una experiencia nueva, tal vez nadie se había imaginado que podrías estar tan prolongadamente en esta situación, en la cual se debió permanecer en casa. Como ya te habrás dado cuenta, la experiencia educativa a distancia es muy diferente a la educación presencial, que ya habías recibido la mayor parte del tiempo.

En esta sesión reflexionarás sobre cómo se transformó la idea de espacio escolar y cómo se relacionan y aprenden de él en este contexto de distanciamiento social.

A lo largo de la sesión conocerás casos en los que se muestra cómo estudiantes y docentes se han adaptado a las nuevas condiciones, creando nuevas formas de vivir en el espacio escolar, así como algunas dificultades y sugerencias para atenderlas.

Utilizarás tu cuaderno y todo aquello con lo que acostumbras a escribir tus notas.

Registra las dudas, inquietudes o pensamientos que surjan y coméntalos con tus padres, tus maestros o con alguno de tus compañeros.

¿Qué hacemos?

La pandemia por Covid-19 ha generado que estudiantes y docentes trasformen prácticas de aprendizaje y concibas el aula escolar como una forma no convencional, que ha sido el trabajo en línea o desde otros medios, como la radio o televisión desde casa.

Ante los cambios, es importante buscar una forma de adaptarse; sí, en este periodo la recomendación es quedarte en casa, pero tienes que garantizar el derecho a la educación tuyo como de niñas, niños, jóvenes y adolescentes.

¿Qué implicaciones ha tenido este evento en la forma como aprendes? ¿Cómo se ha modificado el espacio escolar en estas circunstancias?

Comienza por identificar a qué se refiere la idea del espacio escolar.

Las actividades que realizabas cuando asistías a la escuela implicaban el ejercicio de tu libertad, mediante decisiones y acciones para atender necesidades; por ejemplo, decidir a qué hora te levantarías para acudir a la escuela, decidir quiénes serán tus amigas, amigos y la forma que te relacionabas.

Recuerda tu primer día de clases del ciclo escolar pasado: te presentaste para ir a la escuela, arreglaste tus cosas y saliste de casa. En la entrada de la escuela había bastante gente, estudiantes de nuevo ingreso, tus compañeras, compañeros y amistades. Entrando a la escuela viste a profesoras y profesores conocidos, estaba el patio, lugares donde pasar el tiempo en el receso, los salones. Incluso algunos lugares de la escuela que te traían recuerdos divertidos. Quienes se cambiaban de escuela tal vez tuvieron inquietud por conocer a sus nuevas compañeras, compañeros y profesores.

Tradicionalmente, el espacio escolar ha sido la escuela, ahí te encuentras con amigas, amigos y con tus maestros. En la escuela existen lugares y reglas que organizan la vida escolar en la que se convive y se logran los aprendizajes.

¿Cuáles son estos lugares? Con regularidad, hay salones, biblioteca, pizarrón, butacas y un patio o lugar de recreo. La escuela no sólo es eso, sino también un espacio de socialización donde te relacionas con tus pares, con docentes, directivos y personal administrativo; es decir, ahí realizaban actividades educativas como tomar clase o tareas, pero también platicabas, jugabas y conocías a personas diferentes.

Con el distanciamiento social, los espacios escolares quedaron vacíos, el concepto de escuela se tuvo que reinventar y el aula es ahora la sala, el comedor o el patio de tu casa; en muchos casos, estudiantes se encuentran con sus maestros y compañeros mediante los dispositivos digitales.

Piensa en la asignatura Formación Cívica y Ética. ¿dónde convives y generas aprendizaje? El espacio educativo, en este caso, está en el lugar donde ves estos contenidos, donde se relacionas con tus compañeras y compañeros, con maestras o maestros.

No se trata de un espacio físico solamente, porque tienes una experiencia de educación a distancia. Así que, una parte del espacio educativo es una combinación de tu casa con la de tus compañeros y la de tus docentes.

Observa las imágenes de maestras que adaptaron un espacio en su casa para poder trabajar con sus estudiantes a la distancia. En la imagen 1 puedes observar un escritorio, computadora, cuadernos, libros; al fondo, una pared con recursos didácticos como en un salón; en la parte de arriba incluso hay papel picado. En la pared también hay fotos personales.

En la siguiente imagen observaras a una profesora sonriendo; en la pared hay papeles pegados, son de diferentes colores; arriba de la cabeza de la profesora hay una foto de una generación.

En otra imagen observaras a una profesora haciendo anotaciones en un libro, está en su escritorio, tiene una computadora, plumas, lápices, una escuadra y otros papeles. Al fondo, en la pared, hay mapas y trabajos pegados, también un pizarrón. Junto hay una planta y del lado derecho, fotografías personales.

Se combina la vida en casa con la labor educativa: en dos de las imágenes hay plantas, en las tres hay fotos de recuerdo. Sobre todo, notas el esfuerzo por acercar la experiencia educativa a lo que se ha conocido en la educación presencial. Seguramente algunas y algunos de tus maestros han hecho lo mismo. Tú, ¿qué has hecho para adaptar tu casa como un espacio escolar?

La experiencia de educación a distancia se ha vivido de muchas maneras en el país y en el mundo. Esto porque no todas las personas tienen las mismas herramientas a la mano. En algunos grupos sociales, las y los jóvenes dejaron de ir a la escuela, prendieron sus computadoras y retomaron las clases; son la menor parte de los casos, hay que decirlo.

En otros casos, se han buscado estrategias más tradicionales: las o los docentes hicieron carpetas con actividades, lecturas y ejercicios, los distribuyeron a sus estudiantes para después recogerlos, evaluarlos y regresar comentarios.

En México, según datos del INEGI, menos de la mitad de las familias tenían computadora en 2019, pero más de 90% de los hogares tienen televisión. Así que esperamos que la mayor parte de las y los estudiantes de tu edad puedan ver sesiones para apoyar su aprendizaje.

Pero también se sabe que el trabajo de tus maestras y maestros no se puede sustituir. Por ello, están pendientes de apoyarte. Para ello, a veces se valen de las videollamadas, graban videos y los circulan por dispositivos móviles, a veces también sacan copias, mandan trabajos, entre otras experiencias.

La mayoría de las estrategias demanda que se mantengan frente a una pantalla durante mucho tiempo; eso ha generado que se reporten casos de estudiantes o maestros que muestran cansancio en algunas partes de su cuerpo, dolores de espalda, de cuello, de brazos, de cadera y hasta molestias visuales.

Se ha tenido que aprender a encontrar posturas cómodas que ayuden a sobrellevar extensas jornadas en una misma posición, y es necesario que sepas que no siempre la posición más cómoda puede ser la más sana.

La toma de decisiones para cuidar tu salud en estos casos implica aspectos desde buscar una postura adecuada, cuidar tu alimentación y mantener una actividad muscular por intervalos de tiempo.

No es sano que la vista se mantenga fija por lapsos de más de 10 minutos, es conveniente que hagas pausas y rompas la monotonía. Que te levantes, camines, estires tu cuerpo y bebas agua.

Pero no sólo las clases o actividades de estudio se han modificado. Los recreos se han transformado en caminatas a la cocina para buscar algo que mitigue la sed o el hambre, en pláticas con algún familiar, buscar algo por la ventana o, a veces, en recostarse un poco.

El recreo sirve para despejar la mente, relajarse antes de continuar con los estudios. En él, las y los estudiantes juegan, platican, comen algo, caminan, se ríen. Esto sirve para que continúen la jornada con la mente y las emociones listas para aprender.

¿Cómo son ahora tus recreos en casa? ¿Cómo haces para romper la monotonía y tratar de despejar tu mente y tu cuerpo? Es necesario que tengas momentos de distracción, son convenientes.

Si durante el día estás solo, puedes buscar un pasatiempo para despejarte, escuchar música o escribir a alguien. Si se quedan personas en casa contigo, está bien platicar, convivir un poco. En ambos casos puedes apoyar en actividades del hogar, jugar o moverte un poco. ¿Qué decisiones has tomado para compensar el tiempo que pasas estudiando? ¿Qué acciones realizas para descansar en los tiempos libres que ofrece la educación a distancia?

Recuerda que, cuando una persona decide conforme a criterios libremente elegidos y se responsabiliza de sus actos, se considera que es una persona autónoma.

La educación a distancia contribuye a que el trabajo sea mucho más autónomo; según el grado escolar, a veces se cuenta con el apoyo de las y los hermanos o los padres para la realización de algunas actividades que son más complicadas.

La autonomía es importante en el desarrollo, una persona autónoma logra construir por sí y para sí los argumentos y razones por los que realiza sus actos. Si una persona ha desarrollado sus habilidades para resolver problemas por sí misma, seguramente ha visto incrementadas sus exigencias de actuación autónoma y eso es magnífico.

En tu caso, esta autonomía sirve para buscar tus propios materiales, regular tus tiempos y actividades de estudio, además de solicitar apoyo cuando lo consideres.

Pero es necesario cuidar que esa autonomía no se convierta en individualismo. Esto podría suceder si, de pronto, omites pensar en colectivo, aunque estudies y hagas las tareas solo, recuerda que siempre dependes de otras personas. También es importante que lo tengas presente: hay muchas cosas que puedes mejorar en la sociedad, por ello es importante que sigas aprendiendo y ejerzas tu libertad con responsabilidad a partir del conocimiento, apreciando el apoyo y opiniones de familiares, amistades y vecinos. Lo que se espera es que tomes en consideración a las y los demás para seguir tu voluntad razonada y responsable.

En cada oportunidad, trabaja en conjunto, planea en conjunto actividades, para que compartas tus pensamientos y, en la medida de lo posible, rompas las barreras de la distancia para crecer, apoyándose.

Observa el siguiente testimonio de Gio, un estudiante universitario.

  1. La comunicación en clases en línea
    https://youtu.be/jpYw1jV6wik
    Las y los estudiantes de secundaria viven condiciones muy similares por el distanciamiento a que ha obligado la pandemia. La convivencia se ha limitado en todos sentidos, ahora se ha intensificado el trato con los hermanos, padres o familiares con los que viven.
    Las y los estudiantes de nuevo ingreso ven con mayor severidad este distanciamiento. Ingresar a una institución sin conocer a sus compañeras y compañeros, y tener que hacerlo por medios digitales, es una nueva experiencia que reta a todas y todos a tener iniciativas, proponer actividades que les permitan el encuentro, la apertura para compartir algo de sí en el marco del respeto; experimentarán lo que es abrazar a la distancia a sus nuevas y nuevos compañeros, con los brazos de la confianza y la buena voluntad, para compartir y crecer juntas y juntos.
    La escuela es un espacio donde existen reglas específicas para favorecer un ambiente propicio para el aprendizaje. Al trasladar las actividades de la escuela a la casa, las reglas de la casa se tienen que ajustar para permitir que las sesiones sean posibles.
    ¿Qué pasa con las reglas de la casa cuando se juntan con las reglas para estudiar en línea?
    Escucha el testimonio de Xavi, un estudiante universitario.
  2. Las reglas en casa y en la clase a distancia
    https://youtu.be/p8O5NgLoBFE
    Como bien dice Xavi, las reglas se llegan a mezclar y, a veces, a contraponer; sin embargo, permanecen los principios del respeto. Si tomas tu clase en un cuarto, quizá no contravenga la regla de no comer en el cuarto. Pero si tomas tu clase en el comedor, puede contravenir la regla de no comer en clase, así que es necesario organizar el espacio escolar en tiempo de distanciamiento social.
    Las reglas establecen pautas que debes de seguir en aras de la convivencia; deben ser congruentes con las necesidades de regular las actividades de las personas. Cuando las necesidades cambian, también deben cambiar las reglas que deben aplicarse a todos por igual.
    Si tienes hermanos es posible también que compartas los espacios y horarios de estudio; ahí es importante también tener reglas, compartir la experiencia y apoyarse. Podrías también identificar los momentos para guardar silencio, pues si alguien está concentrándose, requiere tranquilidad, así como pasaba en tu salón, pero ahora con tu familia.
    El ambiente en la casa algunas veces es poco propicio para tomar las clases; a más de una o uno le ha sucedido que, mientras está en la clase, se filtran los sonidos cotidianos. Aunque los efectos del sonido afectan de manera distinta a las personas, puedes buscar un lugar más tranquilo. Incluso, pensar en horarios para hacer tus trabajos en estos lugares.
    Debes aprender a negociar espacios, horarios y condiciones en este contexto. La tolerancia se ha convertido en una necesidad fundamental para el trabajo a distancia.
    Actualmente, hay personas que consideran que el aislamiento por la pandemia les afecta emocionalmente.
    Hay adolescentes y jóvenes como tú, que se han visto más afectadas o afectados por la falta de convivencia física con otras personas. Esto depende de las condiciones que tengas en casa, las personas con las que hables y tu situación emocional.
    También hay casos de jóvenes que viven muy cerca de sus compañeras y compañeros, o que tienen otras vías de comunicación; esta situación puede aminorar la necesidad de convivir de manera presencial en la escuela.
    Ante estas afectaciones es importante buscar formas de comunicación con creatividad, también mantenerse alerta para cuidar tu salud y evitar riesgos de propagación del virus.
    El trabajo en las aulas virtuales conserva algunas características, pero, en la mayoría de sus formas, algo se ha visto modificado.
    Por ejemplo, las participaciones durante algunas clases eran intensas, la voz espontánea de las y los alumnos ahora se ve muy limitada a sólo algunas participaciones.
    Las tareas tienen que hacerse de forma que pueda dejarte testimonios compatibles con los medios digitales.
    Por ejemplo, Aurora, que para Educación Artística realizó una representación artística análoga a una pintura y editó las dos imágenes para compartirlas con su maestra.

    O Alan, quien elaboró una representación del sistema solar para su clase de Geografía y presentó su bonito trabajo en línea.

    Esos son algunos casos de cómo las y los estudiantes se adaptan a las nuevas condiciones, seguramente has visto o realizado cosas así de creativas. Lo que se necesita es un poco de constancia e imaginación. Reconocer los recursos con los que se cuenta y buscar atender las orientaciones de tus profesores.
    En las clases de Ciencias se pueden hacer experimentos y demostraciones. Observa el siguiente caso.
  3. Clase demostración de ciencias naturales

https://youtu.be/wlyJr1HNi6k

La maestra pone el ejemplo y las y los estudiantes lo replican desde su casa; ella tuvo que imaginar una forma de transmitir el conocimiento, pensar en materiales que estuvieran a disposición de sus estudiantes y pensar en una actividad sencilla para lograr el conocimiento.

Piensa: ¿qué se requiere por parte de las y los estudiantes para que este experimento dé buenos resultados?

Claro, el compromiso de cada estudiante por conseguir los materiales, seguir las instrucciones de la maestra y, principalmente, muchas ganas de aprender.

Es justo aquí donde la responsabilidad individual, la conciencia de nuestros actos, cobra mayor importancia.

Todos requieren ser solidarios con quienes presentan dificultades para realizar alguna actividad o manejar algún tema. La solidaridad no desaparece con el distanciamiento social, cada uno, en las posibilidades, puede apoyar a quien lo requiere; por ejemplo, se han incrementado los problemas de ansiedad como producto del confinamiento.

¿Cómo te has sentido al estar tanto tiempo en casa?

En nuestro país, la familia ha sido siempre un apoyo indiscutible en todas las ocasiones. Particularmente, en este momento es importante que comentes si aparecen efectos como:

  • Insomnio o dificultad para dormir
  • Atrofia muscular o endurecimiento de músculos y articulaciones
  • Miedo a la pandemia y sus posibles consecuencias
  • Ansiedad derivada de la monotonía
  • Trastornos alimenticios
  • Obsesiones por las tareas o el orden en casa.

Si tu o algún familiar o conocido presenta alguna de estas situaciones, es momento de pedir apoyo. Puedes acercarte a tus maestras y maestros, un médico, padres, amigas o amigos; no estás solo, aun a la distancia siempre habrá alguien con quien contar.

También hay diferentes retos, como el cuidado de la salud, de las emociones y los hábitos de estudio.

Se te propone que elabores un cartel donde coloques actividades que debes realizar durante la semana, esto será útil para continuar aprendiendo en esta modalidad. En tu cartel puedes indicar:

  • Actividades de estudio
  • Actividades de esparcimiento
  • Actividades para convivir con tu familia
  • Comunicación con amigas, amigos o familiares

A partir de esto, puedes tomar decisiones que permitan ejercer tus derechos a la salud, educación y esparcimiento, por ejemplo, para tener ocho horas de sueño y realizar actividad física.

En esta sesión se revisó qué significa el espacio escolar en contextos de distanciamiento social y lo que toca hacer para poder aprovechar las condiciones en las que aprendes, para que puedas alcanzar tu máximo desarrollo.

Promover y defender activamente el respeto a la libertad es tarea de todos. Como vivir desarrollar habilidades como la comunicación asertiva te permitirá ejercerla en los diversos espacios físicos donde convives con otras personas.

El reto de hoy:

Reflexiona la siguiente frase de Viktor Frankl:

“Cuando la situación es buena, disfrútala.

Cuando la situación es mala, transfórmala.

Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate.”

¡Aprender en casa es un reto y un placer! Comenta con tu familia, amigas y amigos el tema que se trató en esta sesión.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.