Sumamos nuestras capacidades para actuar

 

Sumamos nuestras capacidades para actuar

Aprendizaje esperado: reconoce las capacidades y potencialidades personales que le dotan de singularidad, y que le ayudan a actuar con responsabilidad ante los retos de su entorno.

Énfasis: reconoce que cuando las personas suman sus capacidades y potencialidades pueden actuar para atender las necesidades del entorno.

¿Qué vamos a aprender?

Recuerdas que en la sesión pasada aprendiste acerca de las capacidades y potencialidades que hacen a cada persona única.

Ahora continuarás aprendiendo de las capacidades, y de cómo diferentes personas pueden sumar esfuerzos y sus cualidades para lograr alcanzar una meta común. Por ejemplo, cuándo formas parte de un equipo.

¿Alguna vez has formado parte de un equipo?

A quienes les gusta jugar futbol y ser portero, es un claro ejemplo de trabajo en equipo, donde cada persona tiene diferentes capacidades, lo que logra hacer que ganen, es como cada quien realiza las actividades para lo que se consideran buenos y entre todos alcanzan la meta común, que es ganar un partido. Entonces el entrenador, conoce las capacidades de cada persona y por eso coloca a cada persona en el lugar en donde hace un mejor trabajo.

¿Qué hacemos?

Lee con atención el siguiente cuento:

LOS CINCO HORRIBLES

Wolf Erlbruch

Versión de Silvia Eugenia Castillero y Ricardo Campa.

El sapo posaba sus ojos amarillos en la noche. La luz de la luna lo volvía más pálido. Veía las verrugas de su cara en un espejo, y se sentía horrible.

¡No, no nos haremos más guapos! dijo una voz chillona y enseguida apareció la rata gris, vestida con un saco largo.

Deberías de respetar el débil corazón del sapo, roedora insensible regañó el murciélago a la rata. Éste acababa de despertar y andaba en su vuelo nocturno.

¿No has asustado a nadie hoy, paraguas viejo? –preguntó la rata.

¡A mí! –se quejó la araña.

Merecido te lo tienes, muchacha de ocho patas –respondió el murciélago.

¡Silencio! –dijo el murciélago, quien tenía el oído más fino.

¿Qué pasa? –preguntaron la rata y la araña y se quedaron inmóviles.

El sapo, no sabía lo que pasaba y en ese momento escuchó una risa extraña acercándose con rapidez.

_Alguien se ríe aseguró la rata.

Probablemente de nosotros –agregó con razón el sapo.

¡Pero qué hermosa reunión de feos y aburridos! la risa del visitante, cada vez más y más intensa, brotaba de la oscuridad; se acercó mirando de uno por uno a todos.

¡Una hiena!

Irrumpió la rata, que la identificó porque conoció muchas durante su estancia en África.

¡La hiena debe callarse, si es que quiere ayudar en algo! –casi gritó el sapo, y la hiena se puso seria.

¿Tienes algún problema? –preguntó.

¡No seas burlona! –explotó la rata

¿Por qué nos miras tanto? ¿Crees que es divertido saber que para los demás animales somos feos y repugnantes?

La hiena se quedó asombrada y dijo muy seria:

Si los otros viven pensando que eres feo o guapo, no tiene importancia son las cosas que sabes hacer. ¡Todos sabemos hacer algo y lo debemos hacer para los demás!

Sacó un instrumento pequeño y comenzó a tocar. La rata reconoció el saxofón. Todos quedaron hechizados con la música de la hiena.

Tocas con mucho encanto expresó la araña.

Fue agradable, ¿no? Estoy segura de que en este momento todos se olvidaron de lo fea que soy yo también, ¿no?

Cuando tocó de manera tan hermosa, despertó una gran simpatía entre sus compañeros. La rata quedó maravillada y para acompañarla sacó de su abrigo una guitarra y empezó a tocar.

Una vocecilla tierna se escuchó de pronto: La araña comenzó a cantar. El murciélago, impresionado, se mojó los labios y silbó un acompañamiento.

El sapo, que no sabía cantar ni tocar ningún instrumento, permaneció callado; sin embargo, gritó sonrojado:

¡Yo puedo hacer pasteles!

Todos enmudecieron. La rata, miró al sapo y dijo:

¿Y por qué no lo habías dicho antes?

La hiena, divertida, expresó con misterio:

Creo que no es casualidad que cuatro músicos y un especialista en hacer pasteles se conozcan bajo un puente. Juntos podemos hacer algo.

¿Crees que deberíamos inaugurar una pastelería con música?

¡Exactamente! Ya existen demasiados restaurantes, pero ¿quién ha oído hablar de una pastelería con música y baile? Lo único que necesitamos es un buen lugar -dijo la hiena ansiosa.

La araña estaba feliz y el murciélago, apasionado, recobró energías, pues ya había llegado su hora de dormir.

¡Ya lo tenemos! –dijo el sapo y con su mano mostró que ése debería ser el lugar

Sólo faltan algunas cosas; no tenemos mesas, ni sillas, tampoco luz. Además, necesitamos un horno donde pueda hacer mis pasteles.

Si eso es lo que falta dijo la hiena -yo me encargo-.

Para esta noche tendré todo aquí.

Te diste cuenta, que los animales demostraron para qué son buenos, cada uno tiene capacidades, pero al unirse pudieron planear una meta y pensar en que la podían alcanzar, ya que sintieron que tenían mayor fortaleza para enfrentar la situación que estaban viviendo.

  • ¿Cuáles son las capacidades que tienen los animales que acabas de conocer?
  • ¿Pudiste identificar cuáles son?
    Por ejemplo: la hiena toca el saxofón y anima a los demás, la rata toca la guitarra, la arañita canta muy bonito, el murciélago los acompaña silbando con ritmo y el sapo les dijo que sabía hacer buenos pasteles.
    ¿Qué crees que pasó después? ¡Crees que lograron hacer la pastelería y fue todo un éxito!
    Continúa leyendo la historia de los cinco horribles:
    Nadie preguntó por la procedencia de las mesas, los manteles blancos y las sillas confortables; ni cómo la hiena había conseguido el horno y los faroles chinos que colgaban de las resistentes telarañas y ponían todo en una luz cálida.
    El murciélago, por su parte, sobrevolaba los alrededores repartiendo invitaciones.
    Era más de medianoche y ningún invitado aparecía.
    El sapo veía preocupado el reloj y los muchos pasteles que había cocinado.
    La hiena estaba confundida.
    Cada uno se culpó que nadie hubiera llegado. El murciélago pensó que, a pesar de haber sido amistoso con los demás animales, los había asustado.
    De repente, el sapo se sintió otra vez muy repugnante.
    La rata miraba fijamente hacia la nada y la araña se sentía amargada.
    Esto no puede ser cierto, nadie lo podría soportar. ¡Sapo, reparte algunos pasteles y empezaremos solos! –retumbó la voz de la hiena en el silencio.
    Con lo sabroso y lo caliente de los pasteles en el estómago el mundo se veía diferente.
    La hiena tomó el saxofón y la rata sacó la guitarra y de nuevo todos se pusieron felices.
    Unos momentos después, los cinco horribles hacían un feliz alboroto que llegó hasta los últimos rincones de la región.
    Lejos, la zorra escuchó la música y se olvidó de todo para asistir a la fiesta. De la misma manera, todos los animales llegaron a la pastelería: conejos, pollos, erizos, perros, cuervos, vacas, cerdos, lirones, gatos y ratones, y fue una noche maravillosa.
    ¿Cuándo volverán a abrir la pastelería del puente? –preguntó un viejo conejo que se había divertido mucho.
    Desde hoy, todos los días a la hora del crepúsculo -contestó la rata mirando feliz a sus amigos.
    Es importante destacar que, aunque ya los animales lo habían organizado todo y al principio no llegaron los invitados, no se dieron por vencidos, y la hiena los animó todo el tiempo.
    Como pudiste darte cuenta, los cinco horribles, pudieron abrir la pastelería abajo del puente, al sumar sus capacidades.
    Has aprendido que cada persona tiene capacidades, y que, para alcanzar una meta, puedes sumarlas, ya que la diferencia enriquece y puedes contar con diversos puntos de vista, por ejemplo, esa unión la reconoces con los integrantes de tu familia, en tu comunidad, también puedes reconocer las capacidades de tus vecinos, y en ocasiones se unen para mejorar el lugar donde vives, en las juntas vecinales o comunales.
    Realiza la siguiente actividad:
    Observarás una serie de imágenes y describirás que están haciendo y de qué son capaces las personas que aparecen.

    1

    2

    3

    4

    5
    Lee con atención y verifica si tus respuestas se asemejan a la explicación que se te muestra a continuación:
  • En la primera imagen hay tres niños. Están tocando instrumentos como la flauta y la guitarra. Son capaces de tocar instrumentos musicales e interpretar juntos una canción.
  • En la segunda imagen hay niños jugando fútbol. Una de las niñas parece ser muy buena con el balón.
  • En la tercera imagen hay dos niños escuchando a un anciano. Parece que están muy entretenidos oyendo lo que les dice. El señor es capaz de contar muy buenas historias seguramente.
  • En la cuarta imagen hay dos niños y una niña. Están muy contentos. Y están bailando. Ellos son muy buenos para bailar.
  • En la quinta imagen, se observa que hay un niño y una niña. Parece que el niño está molestando a una de las niñas y otra interviene para que no lo haga. ¿De qué es capaz la niña? Ella es capaz de defender a otras personas cuando las molestan.

Cuando reconoces las capacidades de tus amigas, amigos, compañeras, compañeros y de las personas con quien interactúas, como tus familiares, aprendes a valorar sus aspectos positivos y a respetarlos. Reconocer de qué son capaces los demás enriquece la convivencia y el trabajo en común. Además, cuando usas tus capacidades, puedes enfrentar algunos retos de la vida cotidiana, como aprendiste en el cuento de los Cuatro horribles o en las imágenes que acabas de ver.

Imagina que quisieras montar una obra de teatro en la escuela. ¿A cuáles de los anteriores niños, niñas y personas podrías pedirles que participaran? Considerando las capacidades que acabas de identificar.

Quizás escojas a los tres niños que son muy buenos para tocar, porque podrían hacer los efectos para la obra de teatro, y las canciones. Seguramente acompañarán muy bonito la presentación.

Y al abuelito, que es muy bueno para contar historias y seguramente atraerá la atención de las niñas y niños. Él podría ser el narrador de la obra de teatro.

La niña y los niños que bailan. Ellos podrían hacer los bailes para la obra. Son muy buenos para eso. Y junto con los que tocan la música, se podría hacer una obra de teatro muy bonita.

Cuando identificas las capacidades de otras personas y las sumas, puedes unir esfuerzos para lograr una meta en común, como montar una obra de teatro o hacer otra actividad en casa, la escuela o comunidad.

Justamente hablando de eso, analiza el caso de Juan Luis, uno de los niños que vive en Kipatla, que se encuentra en una situación complicada, observa el siguiente video, del segundo 00:50 a 06:10 y 07:12 a 09:37.

  1. Kipatla – Programa 9, La tonada de Juan Luis (28/11/2012)
    https://www.youtube.com/watch?v=x3moNmbrWLE
    Acabas de ver la primera parte del caso de Juan Luis. Él es un niño que usa silla de ruedas, pero se enfrenta con diversos obstáculos en la calle para poderse desplazar y llegar a donde quiere. Algunos de sus amigos le intentan ayudar, pero resulta más difícil de lo que pensaron inicialmente.
    Lo que preocupa es que Juan no puede ir a donde quiere, necesita las rampas, si no se puede lastimar, y a veces los vecinos no lo pueden ayudar.
    Continúa viendo, el caso de Juan, para conocer el desenlace de la historia, comienza del minuto 11:51 hasta 15:48.
  2. Kipatla – Programa 9, La tonada de Juan Luis (28/11/2012)

https://www.youtube.com/watch?v=x3moNmbrWLE

Pudiste darte cuenta de que los vecinos de Kipatla sumaron sus capacidades para la construcción de las rampas y cómo, cuándo diferentes personas colaboran en el logro de meta común, se puede beneficiar a varias personas de la comunidad entre ellas a Juan Luis.

Antes de terminar puedes comentar ¿Qué aprendiste?

  • Aprendiste que sumando tus capacidades con las de otras personas pueden resolver problemas.
    Al sumar tus capacidades puedes atender las necesidades de tu entorno, como el caso de Juan Luis, la necesidad era transportarse con seguridad, y para eso se organizaron para construir las rampas.
    Recuerda que las personas somos diferentes, y cada una tiene capacidades y potencialidades que los hacen única y único, por eso al sumar nuestras capacidades, podemos actuar para atender las necesidades colectivas, de tal forma que resulten beneficiados los integrantes ya sea de la familia o la comunidad.
    El reto de hoy:
    El reto se llama “Mi plan de mejora”.
  • Dibuja una escalera en una hoja blanca con tres escalones.
  • En el escalón de abajo, escribe cuáles son tus capacidades que has identificado, por ejemplo, dibujar muy bien, saltar la cuerda, cantar, entre otros.
  • En el escalón más alto, escribe algunas metas que te gustaría lograr a partir de tus capacidades, por ejemplo, aprender a cantar más afinado, saberse las tablas de memoria, poder dar vueltas de carro, etcétera. Esas serán las metas que vas a lograr.
  • En el escalón de en medio, escribirás cómo lo vas a hacer. Por ejemplo, practicando una vez al día, buscando algún video tutorial en la web con ayuda de algún familiar, o pedir a un adulto ayuda.

Ese será tu plan de mejora para desarrollar tus capacidades.

Plática con tu familia lo que aprendiste, seguro les parecerá interesante y realizarán el reto contigo.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.


Para saber más:

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/533114/3o_Cuaderno_PNCE_2019.pdf

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.