¡Primera llamada, primera!

¡Primera llamada, primera!

Aprendizaje esperado: ensaya la pieza teatral seleccionada para mejorar su ejecución.

Énfasis: prepara un montaje de escenario, de acuerdo a las medidas de los personajes y relaciona la escenografía con los principales lugares en los que se desarrolla la obra.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderás el proceso para adaptar una historia que selecciones, proyectando las adaptaciones, construcciones y elaboraciones necesarias para una obra de teatro.

¿Qué hacemos?

Hoy vamos a conocer el proceso para adaptar una historia seleccionada, proyectando las adaptaciones, construcciones y elaboraciones necesarias.

Para iniciar, observa la cápsula del Maestro Alberto Nájera.

  1. Alberto Nájera

https://youtu.be/dfO1_8AmTt0

Tema 1. Elección de una historia.

  • ¿Qué te pareció lo que nos contó el Maestro Alberto?

A mí me encantó, me dieron ganas de emprender una obra de teatro.

Vamos hacerla juntos.

Lo primero que necesitamos, como nos lo recomendó el maestro Alberto, es elegir una historia. La historia que quieras contar es la base para tu montaje, puedes encontrar historias muy interesantes en muchos sitios, explora tus libros de texto gratuito, seguro encontrarás una historia que te guste.

Yo tengo una que me gusta mucho se llama: Francisca y la Muerte. Conozco esa historia porque estaba en el libro de Lecturas de 3er año.

Vamos a leerla.

Francisca y la Muerte.

Santos y buenos días dijo la muerte, y ninguno de los presentes la pudo reconocer.

¡Claro! venía la parca con su trenza retorcida bajo el sombrero y su mano amarilla en el bolsillo.

Si no molesto dijo, quisiera saber dónde vive la señora Francisca.

Pues, mire le respondieron, y asomándose a la puerta, un hombre señaló con su dedo rudo de labrador: Allá por los matorrales que bate el viento, ¿Ve? hay un camino que sube la colina, arriba hallará la casa.

Cumplida está, pensó la muerte, y dando las gracias echó a andar por el camino aquella mañana que, precisamente, había pocas nubes en el cielo y todo el azul resplandecía de luz.

Andando pues, miró la muerte la hora y vio que eran las siete de la mañana. Para la una y cuarto, pasado el meridiano, estaba en su lista cumplida ya la señora Francisca.

Menos mal, poco trabajo; un solo caso, se dijo satisfecha de no fatigarse la muerte y siguió su paso, metiéndose ahora por el camino apretado de romerillo y rocío. Efectivamente, era el mes de mayo y con los aguaceros caídos no hubo semilla silvestre ni brote que se quedara bajo tierra sin salir al sol. Los retoños de las ceibas eran pura caoba transparente. El tronco del guayabo soltaba, a espacios, la corteza, dejando ver la carne limpia de la madera. Los cañaverales no tenían una sola hoja amarilla; verde era todo, desde el suelo al aire, y un olor a vida subía de las flores. Natural que la muerte se tapara la nariz, lógico también que ni siquiera mirara tanta rama llena de nidos, ni tanta abeja con su flor, pero ¿Qué hacerse? estaba la muerte de paso por aquí, sin ser su reino.

Así pues, echó y echó a andar la muerte por los caminos hasta llegar a casa de Francisca.

Por favor, con Panchita dijo adulona la muerte.

Abuela salió temprano, contestó una nieta de oro, un poco temerosa, aunque la parca seguía con su trenza bajo el sombrero y la mano en el bolsillo.

¿Y a qué hora regresa? preguntó la muerte.

¡Quién sabe! dijo la madre de la niña. Depende de los quehaceres, por el campo anda, trabajando.

Y la muerte se mordió el labio, no era para menos seguir dando rueda por tanto mundo bonito y ajeno.

Hace mucho sol ¿Puedo esperarla aquí?

Aquí quien viene tiene su casa, pero puede que ella no regrese hasta el anochecer.

¡Chin! pensó la muerte, se me irá el tren de las cinco. No, mejor voy a buscarla, y levantando su voz, dijo la muerte:

¿Dónde, de fijo, pudiera encontrarla ahora?

De madrugada salió a ordeñar. Seguramente estará en el maíz, sembrando.

¿Y dónde está el maizal? preguntó la muerte.

Siga la cerca y luego verá el campo dorado detrás.

Gracias, dijo secamente la muerte y echó a andar de nuevo.

Pero miró todo el extenso campo arado y no había un alma en él, solo garzas.

Soltó su trenza la muerte y rabió: ¡Vieja andariega! ¿Dónde te habrás metido?

Escupió y continuó su sendero sin tino.

Una hora después de tener la trenza ardida bajo el sombrero y la nariz repugnada de tanto olor a hierba nueva, la muerte se topó con un caminante:

Señor, ¿Pudiera usted decirme dónde está Francisca por estos campos?

Tiene suerte dijo el caminante, media hora lleva en casa de los Noriega.

Está el niño enfermo y ella fue a sobarle el vientre.

Gracias dijo la muerte como un disparo, y apretó el paso.

Duro y fatigoso era el camino, además, ahora tenía que hacerlo sobre un nuevo terreno arado, y ya se sabe cómo es de incómodo sentar el pie sobre el suelo irregular y tan esponjoso de frescura, que se pierde la mitad del esfuerzo.

Así, por tanto, llegó la muerte hecha una lástima a casa de los Noriega:

Con Francisca, a ver si me hace el favor.

Ya se marchó.

¡Pero, cómo! ¿Así, tan de pronto?

¿Por qué tan de pronto? le respondieron. Solo vino a ayudarnos con el niño y ya lo hizo ¿De qué extrañarse?

Bueno, verá, dijo la muerte turbada, es que siempre una hace la sobremesa en todo, digo yo.

Entonces usted no conoce a Francisca.

Tengo sus señas dijo burocrática la impía.

A ver, dígalas esperó la madre.

Y la muerte dijo:

Pues con arrugas; desde luego ya son sesenta años.

¿Y qué más?

Verá, el pelo blanco, casi ningún diente propio, la nariz, digamos…

¿Digamos qué?

Filosa.

¿Eso es todo?

Bueno, además de nombre y dos apellidos.

Pero usted no ha hablado de sus ojos.

Bien, nublados sí, nublados han de ser, ahumados por los años.

No, no la conoce dijo la mujer. Todo lo dicho está bien, pero no los ojos. Tiene menos tiempo en la mirada. Esa, a quien usted busca, no es Francisca.

Y salió la muerte otra vez al camino. Iba ahora indignada sin preocuparse mucho por la mano y la trenza, que medio se le asomaba bajo el ala del sombrero.

Anduvo y anduvo. En casa de los González le dijeron que estaba Francisca a un tiro de ojo de allí, cortando pastura para la vaca de los nietos. Mas solo vio la muerte la pastura recién cortada y nada de Francisca, ni siquiera la huella menuda de su paso.

Entonces la muerte, quien ya tenía los pies hinchados dentro de los botines enlodados, y la camisa negra, más que sudada, sacó su reloj y consultó la hora:

¡Dios! ¡Las cuatro y media! ¡Imposible! ¡Se me va el tren!

Y echó la muerte de regreso, maldiciendo.

Mientras, a dos kilómetros de allí, Francisca estaba en el jardincito de la escuela. Un viejo conocido pasó a caballo y, sonriéndole, le echó a su manera un saludo cariñoso:

Francisca, ¿Cuándo te vas a morir?

Ella se incorporó asomando medio cuerpo sobre las rosas y le devolvió el saludo alegre:

Nunca dijo, siempre hay algo que hacer.

Tema 2. Explicar la diferencia entre Libreto, Proyecto, Diseño y Guion.

Me encanta la historia y la idea de convertirla en obra de teatro para presentarla.

Primero debemos convertir ese texto narrativo en texto dramático y luego, pensar en todas las cosas que debemos hacer para transformarlo de texto leído a una presentación teatral.

En el teatro, como en cualquier otra aventura que se emprenda, se necesita tener claro lo que se quiere, y sintonizarlo con lo que se tiene y lo que se puede. Se requiere organizar bien los esfuerzos, y administrar bien los recursos, los roles y los tiempos, para ello, nos servimos de varios instrumentos que, aunque se parecen o nos suenan parecidos, tienen una función diferenciada y aportan un beneficio distinto pero complementario.

El LIBRETO: Es el texto en el que se reúnen todos los “parlamentos” de los personajes, organizados en actos y escenas, acompañados de las “acotaciones”. Suele pensarse que sirve, principalmente, para que los actores sepan qué diálogos deben memorizar, pero, en realidad, es el documento eje, en el que basan todas sus proyecciones de construcción y ejecución, los creativos, los intérpretes, los técnicos y los administrativos, todos, absolutamente todos, trabajan su campo individual y se articulan en lo colectivo, tomando el libreto como base.

El PROYECTO: Es el sitio donde podemos expresar todo lo que deseamos lograr y cómo pensamos lograrlo, ahí podemos enlistar lo que tenemos y lo que no, lo que podemos conseguir, etc. También podemos “proyectar” los pasos que debemos tomar, como nos podemos organizar y cómo podemos administrar nuestros recursos, sirve para establecer plazos, planificar acciones y unificar criterios.

LOS DISEÑOS: Son representaciones gráficas o textuales, de objetos no realizados y acciones no ejecutadas, los participantes se valen de los diseños para mostrar cómo piensan resolver las tareas que les toca realizar, junto con el libreto, los diseños son los instrumentos de comunicación y coordinación más importante entre los involucrados en el proyecto.

El GUIÓN: Es el lugar donde se anota el momento y la manera en que intervendrán cada una de las personas, objetos y mecanismos durante la representación de la obra, se suele utilizar, de inicio, el libreto que, a través del montaje, se va enriqueciendo con las anotaciones que cada participante va haciendo de las indicaciones que ha recibido del director y sus propias aportaciones y reflexiones, se le llama “Guion”, porque le tiene que servir como guía de intervención durante la función.

Yo ya hice un libreto de Francisca y la Muerte.

Tema 3. Construcción del Libreto.

Lo hiciste, exactamente cómo van los libretos, lo dividí por escenas y separé los parlamentos por personaje y le añadí las acotaciones, exactamente como se hace en cualquier libreto.

Recuerda que primero debemos hacer el proyecto de dirección, para construir la ficción, para que te quede más claro.

Observa el siguiente video sobre el concepto de la ficción y las estrategias técnicas y artísticas de las que se vale un creador escénico para generar la sensaciones e ilusión de realidad en el público, del minuto 01:46 al 02:36 y del minuto 03:25 al 03:45.

  1. Tiempo y espacio ficticio y su relación con la narrativa.

https://www.youtube.com/watch?v=-jFq4me-Ftk&feature=emb_title

Tema 4. Construcción del Proyecto de Dirección (Unidades de tiempo, Espacio y Acción).

Tienes que elegir cómo vas a presentar la obra, si en teatro vivo o en títeres y quienes te van a ayudar.

  • Quién va a representar cada personaje.
  • Quién va a hacer la escenografía.
  • Quién nos va a hacer los cambios escenográficos.
  • Quién va a poner la música, etc.

Tema 5: Explicación del Proyecto de Dirección.

Yo tengo una amiga, que es muy buena para esto del teatro, observa el siguiente video para que la conozcas.

  1. Videollamada con Vanessa Gutiérrez.
    https://youtu.be/wQhnjgn5ZW8
    Yo también tengo una amiga que nos podría ayudar, es muy buena creando cosas, déjame llamarla también.
  2. Observa la videollamada con Daniela Fuentes.

https://youtu.be/6ASPaqbPZQk

El reto de hoy:

Crea tu obra de teatro, ya sabes que lo primero que tienes que hacer es elegir una historia, convertirla en libreto y hacer tu proyecto de dirección.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Consulta los libros de texto en la siguiente liga.

https://www.conaliteg.sep.gob.mx/primaria.html

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.