Cuéntame con onomatopeyas naturales

Aprendizaje esperado: reconoce los sonidos de su entorno, los que puede producir su cuerpo y los de canciones y rondas infantiles, para identificar sus diferencias.

Énfasis: recuerda las diferentes fuentes sonoras a partir de la exploración activa de la naturaleza.

¿Qué vamos a aprender?

Reconocerás en qué consisten los sonidos naturales y jugarás con algunos paisajes sonoros.

¿Qué hacemos?

Seguirás trabajando con onomatopeyas que, como viste, son la imitación de los sonidos. ¿Estás listas y listos?

Para comenzar con el juego, debes de recordar qué son los sonidos naturales. ¿Tú lo sabes?

Recuerdas que en las sesiones anteriores aprendiste sonidos como los que hacen los instrumentos musicales, los autos, los teléfonos.

Recuerdas muy bien los sonidos de las sesiones anteriores, aunque los que mencionas corresponden a la clasificación de artificiales, es decir, que las vibraciones que emiten provienen de objetos creados por el hombre.

A diferencia de estos, los sonidos naturales son aquellos que nos ofrece la naturaleza, por ejemplo, el de una cascada, el viento, el sonido de las aves, de los animales terrestres.

Ahora explorarás estos sonidos naturales.

Pues para hacerlo, te invito a que recordemos juntos una sesión de primer grado llamada.

Observa con atención.

  1. Pintamos los sonidos. Parte 1.
    https://www.youtube.com/watch?v=q-BGmZa-7JQ
    ¿Ves a qué me refiero?
    Los sonidos que hace el mar son, evidentemente, naturales.
    ¿Podrías imitar estos sonidos con onomatopeyas?
    ¡Pero, si eso era lo que yo quería!
    ¡Quieres a explorar!
    Realiza los sonidos del mar, en diferentes estados, en tranquilidad, en tormenta, etc.
    ¿Qué te pareció la actividad?
    ¡Así de poderosa es la imaginación! Y claro, tuvimos que hacer uso de la memoria para emitir los sonidos apropiados.
    Hablando de recordatorios, estoy recordando que vimos sonido de animales. ¿Esos también son sonidos naturales?
    Por ejemplo, los que escuchamos en la selva, pero, para sigue recordando este tipo de sonidos, vayamos nuevamente a nuestras sesiones de primer grado, en la que pintamos los sonidos, hoy no pintaremos, como lo hicimos en aquella ocasión, pero este recordatorio nos ayudará para seguir explorando. ¿Te parece si la observamos?
  2. Pintamos los sonidos. Parte 2.
    https://www.youtube.com/watch?v=q-BGmZa-7JQ
    ¿Escuchaste bien los sonidos?
    ¡Qué divertidas fueron las sesiones del año pasado! ¡Y seguramente en segundo también la pasarás genial!
    Para comenzar la diversión exploremos con los sonidos de la selva.
    ¡Es momento de jugar!
    Realiza imitaciones de los sonidos que escucharon en el video.
    Tus sonidos eran salvajes y feroces.
    ¡Viajamos a la selva! es hora de continuar, ahora pensemos en los sonidos de algunos animales de casa.
    ¡Un gato, un perro!
    María: En casa, mi mamá tenía un gallinero, recordemos nuevamente nuestras sesiones de primer grado.
  3. Pintamos los sonidos. Parte 3.

https://www.youtube.com/watch?v=q-BGmZa-7JQ

¡Ay, qué animal tan emblemático es el guajolote! ¿Te parece si imitamos su sonido?

Sí. ¡Estoy emocionado! Imitemos ese animal.

Imita los sonidos del animal y también sus acciones y se desplázate por el espacio que tengas cerca.

Recuerdas muy bien los sonidos que se exploraron en las clases de primero y las primeras de esta semana.

Es de gran importancia de escuchar, y en este caso repetir esos sonidos naturales. ¿Tiene otro juego para que sigamos aprendiendo?

Claro que tenemos un juego más, pero, antes que nada, te quiero comentar que el siguiente juego es utilizando el paisaje sonoro, es decir, la forma en que se escucha un lugar específico, por ejemplo, ¿Cómo suena la playa? ¿Cómo suena mi salón de clases?

En cambio, no vas a escuchar el motor de una licuadora en medio del bosque, tampoco percibes el sonido de un gorila en la sala de tu casa, y ¿Qué tan probable es que escuches a un elefante en tu cuarto?

El paisaje sonoro nos permite identificar qué sonidos se escuchan normalmente en un lugar.

En cada espacio habitan sonidos muy específicos, pero ya que sabemos más del paisaje sonoro, estamos ansiosos por realizar la siguiente actividad.

El siguiente juego se llama, El rompecabezas de los sonidos.

¡Jugaremos con un rompecabezas! Este nos irá descubriendo un lugar, mientras lo hace imitaremos los sonidos que nos sugiere, cuando quede completamente armado, diremos en qué paisaje sonoro.

Comencemos.

  • Juego de rompecabezas 1. El león y la zorra. Ilustración de Irina Botcharova. Fichero didáctico 1° grado, SEP
    https://drive.google.com/file/d/1IefbyuSdAjooK-3hxi1ubZISG6NwxSIK/view?usp=sharing
    Tan feliz como siempre y la sabana es el lugar donde habitan muchas especies de animales, algunas de sus características son que tiene árboles pequeños, espacio abierto, combinación entre bosque y pastizal.
    Es por eso que observamos a varios animales en la imagen.
    ¡Ahora imitemos la sabana por todo el salón!
    Realiza los sonidos que se suelen escuchar en este hábitat, por ejemplo, animales, el viento, el agua, etc.
    ¡Qué reales se escucharon estas onomatopeyas!
    ¡Yo me siento feliz con tanto viaje imaginario!
    Pues, continuemos con el siguiente rompecabezas.
  • Juego de rompecabezas 2
    https://drive.google.com/file/d/10ZJFnzxxxdKf1CGYGoUjdGAW95ZLJD0-/view?usp=sharing
    Ya estás lista y listo para poder crear sus onomatopeyas, con referencia al 2do. rompecabezas.
    ¡Comencemos!
    Realiza las onomatopeyas, con referencia a los sonidos que encontramos en un mercado.
    Ahora en contraposición tendremos un paisaje que está lleno de sonidos no naturales, para que las niñas y niños puedan establecer una diferencia. Observa el último rompecabezas.
  • Juego de rompecabezas 3

https://drive.google.com/file/d/1WamfUu-6Wm38XNfYupoQn9A6lGP67rnR/view?usp=sharing

Todos los sonidos que nos rodean nos permiten divertirnos y jugar, ya sean naturales o artificiales.

¡Vamos a divertirnos con los sonidos de la ciudad! ¡Ay! ¿En la ciudad hay sonidos artificiales?

Te propongo que lo averigüemos en la siguiente exploración.

Ahora que lo pienso en el mercado lo que más escuchamos son sonidos naturales como las voces humanas y, quizá, algunos animales en venta.

Tal vez, pensándolo bien, son pocos los paisajes puros, donde sólo exista algún tipo de sonido, ya sea natural o artificial. ¿Por qué no exploramos con los sonidos de la ciudad? ¡A ver qué encontramos!

Realiza las onomatopeyas, con referencia a los sonidos que encontramos en una ciudad.

¡Qué rica exploración por la ciudad!

Y efectivamente descubrimos que en la ciudad también hay sonidos naturales.

¿Hay alguna actividad más que nos ayude a descubrir los sonidos naturales?

Realiza una última actividad y es con respecto al libro de lecturas de lengua materna de primer grado.

¡Lo recuerdas, ahí pudiste encontrar fábulas, canciones, trabalenguas y cada una de ellas vienen ilustradas con imágenes coloridas!

¿Qué es la lectura dramatizada?

Es una modalidad de la lectura en voz alta, por lo tanto, la interpretación que hacemos con la voz es muy importante, en esta ocasión te solicito que me ayudes con la lectura de El pastorcito mentiroso de Esopo del libro de Lengua materna. Español lectura de primer grado, y te pido que nos apoyes creando las onomatopeyas de sonidos naturales que se tae vayan ocurriendo de esta historia clásica. ¿Puedes apoyarme?

¡Comencemos!

La obra es: “El pastorcito mentiroso” el aprendiz, va realizando todas las onomatopeyas de sonidos naturales que caben dentro de la lectura.

El pastorcito mentiroso de Esopo.

Había una vez un pastorcito que estaba cuidando su rebaño de ovejas en el monte, un día decidió divertirse asustando a los campesinos que se hallaban en las cercanías y comenzó a gritar:

¡El lobo! ¡El lobo! ¡Socorro! ¡Un lobo quiere comerse a mis ovejas!

Los campesinos dejaron sus tareas y corrieron a ayudarlo. Cuando vieron que no era cierto, y que el pastorcito se había burlado de ellos, regresaron enojados a su trabajo.

Poco tiempo después, el pastorcito volvió a hacer lo mismo y los campesinos nuevamente llegaron corriendo, pero se dieron cuenta que el pastorcito solo lo hacía para reírse de ellos.

Pero sucedió que un día un lobo apareció en el monte y empezó a matar a las ovejas, esta vez, el niño, asustado, corrió en busca de ayuda gritando:

¡El lobo! ¡El lobo! ¡Un lobo está acabando con mi rebaño! ¡Socorro!

Pero por más que gritaba, los campesinos no se movieron, pues pensaron que era otra de sus bromas y así fue como el pastorcito perdió todas sus ovejas.

Colorín, colorado, esta lectura llegó a su fin.

Nuestros sonidos han terminado por el momento, esperamos hayas aprendido jugando con las onomatopeyas.

Si te es posible consulta otros libros y comenta el tema de hoy con tu familia.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Descarga la ficha dando clic aquí

Group 6 CopyCreated with Sketch.

More Information?

Fill out your details and we will get back to you as soon as possible.